Edición Nro: 3095

El Mundo

Conflicto israelí-palestino

Palestina - Israel: lejos, difícil de comprender, pero cruel.

Palestina - Israel: lejos, dif√≠cil de comprender, pero cruel. ¬ŅQu√© pasa en Sheij Jarrah, el barrio de Jerusal√©n que fue uno de los detonantes de la nueva escalada de violencia? Hay una foto emblem√°tica en la que una mujer palestina y un hombre jud√≠o discuten en Sheij Jarrah. El desalojo de 6 familias de un barrio de Jerusalem fue el principio de una escalada b√©lica que no reconoce raz√≥n y que no tiene horizontes de finalizar.

El destino de seis familias de un barrio de Jerusalén del Este es uno de los principales desencadenantes de la violencia actual entre palestinos e israelíes. Lo que empezó como una serie de disturbios contra los planes de desalojo de esas familias en Sheij Jarrah ha escalado hasta el lanzamiento de cohetes desde la Franja de Gaza hacia Israel, y la respuesta por parte de las fuerzas israelíes con ataques aéreos sobre Gaza.

Pero, ¿qué representa exactamente el barrio de Sheij Jarrah en todo esto? Tal vez, la causa determinante, o la gota que derramó el vaso. Claro que antes habría que prestarle atención a las otras gotas que llenaron su contenido.

Un barrio en disputa
Sheij Jarrah es un barrio palestino en la parte este de Jerusalén. Pero ahora un grupo de colonos judíos está reclamando algunas de sus tierras y propiedades en los tribunales israelíes, de ahí la amenaza de desahucio sobre las familias palestinas.

Para entender ese reclamo, tenemos que irnos hasta 1948, cuando tras la primera guerra árabe-israelí Jerusalén quedó dividida en dos partes: Jerusalén este, bajo control árabe; y Jerusalén oeste, en manos de Israel.

La parte oriental de Jerusalén quedó bajo control de Jordania desde entonces hasta 1967, cuando durante la Guerra de los Seis Días, Israel tomó el control efectivo de toda la ciudad.

En Jerusalén Oriental se asienta la ciudad vieja, donde se ubican algunos de los lugares religiosos más sagrados del mundo: la Cúpula de la Roca y la propia mezquita de Al Aqsa de los musulmanes; el Monte del Templo y el Muro de las Lamentaciones de la religión judía y el Santo Sepulcro de la religión cristiana.

Y fuera de los muros de la ciudad vieja se asienta Sheij Jarrah.

"La importancia de Sheij Jarrah radica en que es uno de los principales barrios palestinos de Jerusalén Oriental y los palestinos se han quejado en los últimos años del creciente número de colonos judíos que llegan", le explica a BBC Mundo Mohamed Yehia, editor del servicio árabe de la BBC.

Sheij Jarrah es una zona bastante acomodada y varios países extranjeros, incluido el Reino Unido, tienen allí sus misiones diplomáticas ante los palestinos.

"También está justo en la línea verde que separa los dos lados de Jerusalén, por lo tanto, contigua al territorio de Israel y, por lo tanto, tentadora", agrega, por su parte, Jeremy Bowen, editor de Medio Oriente de la BBC.

¿A quién pertenece Sheij Jarrah?


En la práctica, la división de Jerusalén en 1948 implicó que los palestinos que vivían en el oeste y los judíos que vivían en el este tuvieran que abandonar sus casas.

Hoy en día muchas familias palestinas son desalojadas de sus casas con el amparo de dos controvertidas leyes israelíes.

Por un lado, la llamada Ley de Propiedad de Ausentes permite a Israel apoderarse de la propiedad de los palestinos que, según Israel, abandonaron o huyeron de sus casas durante el conflicto.

Por otro, la Ley de Asuntos Legales y Administrativos permite a los judíos que puedan demostrar un título de propiedad anterior a 1948 reclamar sus propiedades en Jerusalén.

"En la mayoría de los casos, los representantes de los colonos tratan de desalojar a los palestinos de sus hogares aplicando la ley israelí que permite a los judíos reclamar la propiedad de las casas que ellos u otros judíos poseían antes de 1948", explica Yehia.

"La ley israelí permite a los judíos reclamar la propiedad de judíos antes de la guerra de 1948, pero prohíbe a los palestinos recuperar la propiedad que perdieron en la misma guerra, incluso si todavía residen en áreas controladas por Israel", agrega.

Esto implica que los palestinos no pueden recuperar los que eran sus hogares en la parte oeste de la ciudad antes de 1948.

En el caso de las familias palestinas en riesgo de desalojo en Sheij Jarrah, el fallo de un tribunal inferior este año respaldó el reclamo de los colonos, desatando la ira de los palestinos.

El Tribunal Supremo de Israel debía celebrar una audiencia sobre el caso este lunes, pero la sesión se pospuso debido a los disturbios.

"El estatus legal preciso de la propiedad de la tierra está sujeto a una sentencia de la Corte Suprema, recientemente pospuesta", agrega Bowen.

"Era propiedad de judíos antes de la guerra de 1948, que dejó a Jerusalén dividida. Una organización de colonos adquirió el título de propiedad de la tierra e inició un proceso legal para obtenerla. Su plan es instalar colonos judíos".

 

"Dudo que los palestinos acepten irse, y dudo mucho también que los grupos de colonos abandonen su reclamo".

Y esas posiciones encontradas se han visto durante los disturbios en el área en los últimos días.

"Tendrían que matarnos... esa es la única forma de que nos vayamos", le dijo Abdelfatteh Iskafi, residente en Sheij Jarrah a la agencia Reuters.

Nuha Attieh, de 58 años, dijo que teme que su familia pierda su casa si se mantiene el fallo.

"Tengo miedo por mi casa, por mis hijos, tengo miedo por todo".

Los palestinos dicen que han vivido en este vecindario Sheikh Jarrah desde la década de 1950, cuando fueron reubicados allí por Jordania tras la guerra.

"Este es un país judío. Quieren controlarlo", dijo uno de los colonos, que solo dio el nombre de Eden, a Reuters el martes, señalando a los palestinos al otro lado de la calle.

Un símbolo
Pero para Jeremy Bowen, lo que está ocurriendo en Jerusalén, y en concreto en Sheij Jarrah, es más que una disputa por un puñado de hogares.

Por qué la nueva ola de violencia entre israelíes y palestinos era realmente "inevitable"
Tampoco es nada nuevo, pues "el desalojo de palestinos para la expansión de asentamientos judíos o carreteras de acceso o la seguridad israelí es común", le explica a BBC Mundo.

Sin embargo, lo que ocurre en Sheij Jarrah simboliza la lucha por uno de los puntos centrales en conflicto israelí-palestino: el destino de Jerusalén Oriental.

"Sheij Jarrah es un símbolo para ambos lados del objetivo estratégico de Israel de hacer que Jerusalén sea más judía", le explica Bowen a BBC Mundo.

El caso de los desahucios en Sheij Jarrah está pendiente de un fallo judicial.

Israel considera a toda la ciudad como su capital, aunque no es reconocida como tal por la mayor parte de la comunidad internacional.

Así, en los últimos años, el gobierno israelí y los grupos de colonos han trabajado para asentar a judíos en áreas palestinas cerca de la ciudad vieja.

Por su parte, los palestinos reclaman a Jerusalén Este como la futura capital de un añorado Estado independiente.

Autor: BBC - GETTY IMAGES | 2021-05-14 21:03:00 | Compartir: