Edición Nro: 3138

Espect√°culos

Competencia Estados Alterados

La secci√≥n Estados Alterados este a√Īo form√≥ parte de la Competencia oficial para premiar a pel√≠culas nacionales e internacionales de largometraje y cortometraje, documental y ficci√≥n, que exploren nuevas formas narrativas y lenguajes cinematogr√°ficos innovadores.

“En este espacio, dedicado al cine más arriesgado, supieron convivir películas en donde los cruces entre la ficción, el documental y lo experimental demostraron que las posibilidades del cine aún son infinitas. En reconocimiento a todos esos directores (algunos jóvenes, otros ya consagrados) y películas que participaron de la sección, es que este año el festival decide transformar Estados Alterados en una nueva Competencia, que contará con el premio de cinco mil dólares para la película ganadora”, dijo la directora artística, Cecilia Barrionuevo.
 

Chaos

Luego de filmar Coma en 2016 –una película que refleja cómo vivía su familia en medio de los bombardeos en la ciudad de Damasco, Siria–, la directora Sara Fattahi abandona su pueblo natal pero se lleva la guerra con ella. Chaos es un experimento de instantáneas cinematográficas en las que, a través del montaje, tres mujeres sirias que actualmente viven en distintos puntos del mundo dialogan sobre la violencia y el miedo cotidiano que padecieron y que aún conservan, tratando de sobrevivir en un clima de ataques permanentes. Fattahi desnuda el dolor ajeno y propio, remarca las heridas todavía abiertas, sin necesidad de acudir a material de archivo bélico o a fotografías cubiertas de sangre. El documento habita en la palabra de estas personas exiliadas, sobre todo en el peso de sus silencios, y es capaz de transmitir de manera poética pero no por eso menos precisa que, aunque estén lejos del campo de batalla, desconocen la paz. Los recuerdos tormentosos las acompañan sin importar el idioma y la distancia.


Casanovagen

En un camarín, John Malkovich se quita el disfraz de Casanova. Pero aquí la figura no es uno de los actores más emblemáticos del siglo XX, sino aquel que la historia del arte ha asociado para siempre con el deseo. Ese instinto primario atraviesa este film compuesto de siete episodios, que abordan desde ángulos distintos algunas de sus facetas. Luise Donschen crea con inteligencia un tapiz hecho de retazos de naturaleza, cultura, géneros y roles, deseo y sexualidad, cuerpos y encarnaciones. Escenas documentales y ficciones filmadas en 16mm, unidas menos por ideas que por sensaciones de la imagen: la pollera de una joven, tan naranja como el pico de un pinzón cebra que canta dentro de su jaula. Lilas blancas que crecen al pie de una estatua de la Virgen, y rosas rojas frente a la ventana de un estudio sadomasoquista, donde sucede un silencioso juego de sumisión por dinero. Un abrazo en un museo, un poema susurrado al oído. 

Autor: Redacción | 2018-11-18 06:54:00 | Compartir:

Videos