Edición Nro: 2884

El Paí­s

Universidades argentinas

Legalizar aborto quiebra el respeto por los derechos humanos

Legalizar aborto quiebra el respeto por los derechos humanos Trece universidades católicas en Argentina rechazaron el proyecto de legalización del aborto del presidente Alberto Fernández, y advirtieron que aprobarlo dañará el respeto por los derechos humanos y afectará la unidad que necesita el país para salir de la crisis.

El mensaje se publicó luego del ingreso del proyecto de legalización del aborto anunciado por el presidente de Argentina, Alberto Fernández, el 17 de noviembre.

Para el mandatario “la legalización del aborto salva vidas de mujeres” y “no aumenta la cantidad de abortos ni los promueve. Solo resuelve un problema que afecta a la salud pública”.

La declaración conjunta de las universidades emitida el 19 de noviembre señaló que “la protección de cada vida humana es una exigencia de justicia que nos interpela en muchos sentidos”.

“El primero y fundamental consiste en reconocer a cada persona, desde su concepción hasta su muerte natural, el derecho a vivir y se plasma en la legislación penal correspondiente”, recordaron.

“Cumplir con estas exigencias de justicia requiere una respuesta coherente e integral, que no admite contradicciones”. Por eso, es “particularmente grave que se propongan medidas que impulsen el aborto”.

Su despenalización y legalización “significaría un quiebre en el respeto debido a los derechos humanos fundamentales. Además, dividiría aún más nuestra sociedad que necesita la unidad para salir de una profunda crisis económica y social, con niveles intolerables de pobreza”, afirmaron.

“No cabe más que rechazar enfáticamente todo intento de legitimar la destrucción de la vida del ser humano, por la vía que fuere, más allá de propuestas alternativas”, dijeron las universidades.

Ante situaciones de maternidad vulnerable es necesario “responder” de una manera “plenamente respetuosa de la dignidad humana y el bien común” con “coherencia en las políticas públicas y la legislación”.

“Existe una imperiosa necesidad de cumplir con este deber y responder a los problemas de fondo que afectan a la maternidad vulnerable”, afirmaron las universidades.

“Esperamos que las autoridades nacionales estén a la altura del crítico momento histórico que estamos viviendo y solamente promuevan y aprueben leyes que siempre defiendan la vida y apoyen integralmente tanto a la madre como a los seres humanos por nacer, en la convicción de que toda vida vale”, concluyeron.

El mensaje fue firmado por la Pontificia Universidad Católica Argentina (UCA), la Universidad Católica de Misiones (Ucami), la Universidad Católica de Salta (Ucasal), la Universidad Católica de la Plata (Ucalp), la Universidad Católica de Córdoba (UCC), la Universidad Católica de Cuyo, la Universidad Católica de Santiago del Estero (UCSE), la Universidad Católica de Santa Fe (UCSF), la Universidad Fasta, la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (Unsta), la Universidad del Salvador (Usal), la Universidad de San Isidro (USI) y la Escuela Universitaria de Teología.

A su turno la Pastoral Social de la Arquidiócesis de Córdoba expresó su dolor por el aborto, un tema de división para los argentinos y que ya fue rechazado por el Senado en el 2018, tras un amplio y extenso debate.

“¡Pareciera que nada de ese esfuerzo de diálogo democrático hubiese importado! Pero además, llevamos nueve meses atravesando una pandemia. ¿Esto no nos dice nada a la hora de establecer prioridades? Pareciera que no”, sostuvo.

En ese sentido, la Pastoral Social dijo que tras la difícil situación provocada por la pandemia del COVID-19 y los problemas históricos del país de la “corrupción y de la anomia”, “la sociedad está fragmentada y esto hace que nos cueste salir como nación”.

“Estos gritos silenciados por el dolor y la angustia ¿no son los nuevos abortados? Por eso nos preguntamos seriamente: ¿A esta tragedia de tanta pobreza, dolor y desencuentro le vamos a agregar otra fuente de división y enfrentamiento?”.

“Nos unimos al esfuerzo de muchos argentinos que trabajan por el diálogo y la unidad, esa es la meta de una patria con grandeza; para eso, tenemos que encontrarnos en aquello que nos une, no en lo que divide”, agregó.

Al recordar las palabras del Papa Francisco, la Pastoral Social de Córdoba concluyó: “de una crisis como la que atravesamos se sale siendo mejores o peores personas”. ¿Cómo saldremos de esta crisis los argentinos?”.

A su turno, el Obispo de Añatuya, Mons. José Luis Corral, expresó al diario El Liberal que "construir así desde la mentira y la incongruencia, porque se conculca el primer derecho que es a la vida sin el cual colapsan todos los demás derechos y sin el cual no hay libertad, es un verdadero quiebre en materia de derechos humanos, un fracaso social y humano que nos mutila y recorta”.

Mons. Corral dijo que tras el debate de 2018, “no podemos volver a punto cero, no podemos voltear posiciones tomadas; no podemos volver a permitir que presiones de poder, grupos de incidencia, factores económicos, colonizaciones ideológicas y agendas multinacionales minimicen y merman lo alcanzado”.

En ese sentido, “nos queda la confianza que diputados y senadores que supieron sostener sus principios lo hagan en esta oportunidad con la libertad de toda adhesión u obediencia corporativa o de partido, con plena conciencia y responsabilidad de que el deber del Estado es promover el cuidado y dignidad de las dos vidas siempre”.

“Apostemos al diálogo y articulemos voces y manos en los esfuerzos de encontrarnos en aquello que nos une, en el combate de la vida que dignifica, libera y eleva, para salir de esta crisis y de todas, crecidos y transformados para bien”, manifestó el Obispo de Añatuya.

Autor: Redacción | 2020-11-21 00:34:00 | Compartir: