Edición Nro: 2895

Cultura El Mundo

Elecciones en Estados Unidos

Kamala Harris la primera vicepresidenta electa mujer

Kamala Harris la primera vicepresidenta electa mujer Kamala Harris, quien será la primera vicepresidenta electa mujer, negra y de ascendencia asiática, representa una nueva cara del poder político después de unas elecciones que se trataron sobre quién ejerce el poder y cómo lo usa. Rompió el techo de cristal.

La victoria histórica de la senadora de California también representa a millones de mujeres –a menudo pasadas por alto, históricamente subrepresentadas y sistemáticamente ignoradas– que ahora son las receptoras de ese nuevo poder por primera vez en los más de 200 años del historia del país.

La victoria de Kamala Harris y el presidente electo Joe Biden, según la proyección de CNN, llega días después de un conteo de votos prolongado que refleja un electorado profundamente dividido. Simboliza el fin de la era Trump, que sucedió al primer presidente negro de Estados Unidos y fue impulsado por asuntos sociales como el supremacismo blanco. El triunfo de Harris, en particular, marca un nuevo punto culminante en una carrera de logros trascendentales, desde fiscal de distrito de San Francisco hasta fiscal general de California y apenas la segunda senadora negra de Estados Unidos.

«Que esté aquí esta noche es un testimonio de la dedicación de generaciones antes que yo», dijo Harris durante su discurso de aceptación en la Convención Nacional Demócrata en agosto. Allí mencionó a mujeres como Constance Baker Motley, Fannie Lou Hamer y Shirley Chisholm.

«Mujeres y hombres que creían tan firmemente en la promesa de igualdad, libertad y justicia para todos», afirmó.

Kamala Harris asistió a la Universidad de Howard, una universidad históricamente negra en Washington. Su tiempo en Howard, donde se unió a Alpha Kappa Alpha Sorority Inc., moldeó profundamente su visión política.

«No tenías que estar limitado por la idea de ninguna persona de lo que significa ser negro», le dijo a Dana Bash de CNN en «State of the Union» en septiembre. «Podías ser un estudiante de bellas artes y también ser el presidente de la clase. Podías ser la reina del baile y ser la directora del club de ciencias. Podrías ser miembro de una hermandad y estar en el gobierno estudiantil y querer ir a la facultad de derecho, y te animaba a ser tú misma», contó.

En el transcurso de su carrera a la Casa Blanca, nunca evitó mencionar que la gente intentaba encajonarla o dudaba de ella mientras intentaba abrirse un camino en la política.

«Yo no escuchaba. Y la gente tampoco escuchó. Y ganamos», aseguró.

Harris nació en Oakland, California, en 1964, de padres que la criaron en una cuna de activismo por los derechos civiles.

Su madre, Shyamala Gopalan Harris, una inmigrante india, era investigadora sobre el cáncer de mama. Murió de cáncer en 2009. El padre de Harris, Donald, es un profesor de Economía jamaicano estadounidense. Durante la campaña electoral, la vicepresidenta electa solía hablar de cómo sus padres activistas la empujaban en su cochecito en las marchas por los derechos civiles. La pareja se divorció en 1972.

Harris creció en el Área de la Bahía, pero viajaba con frecuencia a la India para visitar a la familia. A los 12, ella y su hermana, Maya, se mudaron con su madre a Montreal, un sitio de mayoría blanca. Allí Gopalan Harris había conseguido un puesto de profesora en la Universidad McGill, así como un puesto de investigación en el Hospital General Judío.

Durante la campaña, Harris habló con frecuencia sobre su cercanía con su madre.

«Mi madre, ella nos crió a mi hermana ya mí, y era dura», diría Harris. «Nuestra madre medía 1,5 metros de altura, pero si la hubieras conocido, habrías pensado que medía 3 metros».

Después de graduarse de Howard en 1986 de su licenciatura y de la Facultad de Derecho Hastings de la Universidad de California en 1989, Harris pasó el examen del Colegio de Abogados al año siguiente y se unió a la oficina del fiscal del condado de Alameda como asistente del fiscal de distrito. A partir de allí comenzó su ascenso político.

En 2003, Harris ganó su primera carrera para fiscal de distrito de San Francisco. Se convirtió en la primera mujer negra en ocupar un cargo de este tipo en California. En 2010, se convirtió en la primera mujer negra elegida como fiscal general de California. Y en 2016, se convirtió en la segunda mujer negra elegida como senadora de Estados Unidos.

A menudo habló de su vida de romper barreras durante su campaña para las primarias presidenciales. Dijo que entendía que ser la primera requiere que los votantes «vean lo que puede liberarse de lo que ha sido». 

Autor: Redacción | 2020-11-08 08:30:00 | Compartir: