Edición Nro: 2852

Educación

La vuelta a clases

El protocolo de la UBA

El protocolo de la UBA El rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri, indicó que ya tienen un protocolo específico para el “regreso escalonado” de los estudiantes universitarios, priorizando aquellas carreras y materias que no pudieron tener continuidad de manera remota por la pandemia del coronavirus.

Desde el inicio de las restricciones del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), se supo que la educación superior y las universidades estaban mejor preparadas para afrontar el desafío de dar clases de manera remota y virtual. No obstante, cientos de prácticas no pudieron ser realizadas hasta el momento.

En este sentido, Barbieri explicó que hay “prácticas que están suspendidas” porque no hay modo de realizarlas de manera online, como es el caso de asignaturas de las carreras de Odontología, Medicina y Veterinaria, entre otras, con lo cual, sus estudiantes “tienen un retraso” en su formación.

Por eso, en el caso de que se obtenga el aval del Gobierno nacional y el contexto epidemiológico lo permita, la UBA buscará la recuperación parcial y paulatina de la presencialidad podría darse “priorizando aquellos tramos de la carrera como el último año o materias prácticas”.

Según en la entrevista brindada en Radio La Red, Barbieri especificó que el protocolo propone “un aforo por aulas, equis cantidad de personas en el edificio -dependiendo de la sede- y el otorgamiento de turnos”, para que los estudiantes puedan concurrir presencialmente a la sede universitaria.

Asimismo, señaló que estas medidas se trabajan “con todos los gremios docentes”, teniendo en cuenta a los trabajadores con condiciones de riesgo.
“Vivimos esta situación con gran angustia y con compromiso para que todos los alumnos tengan educación virtual mientras se pueda volver a una presencialidad, aunque sea limitada”, señaló el rector de la universidad que cuenta con más de 280.000 alumnos.

Y agregó: “Por un lado hay gente que está angustiada por la posibilidad de que sus hijos puedan volver a tener clases y tienen miedo al contagio, y, por el otro, los que dicen que ya no pueden estar en su casa sin contactos con otros alumnos”.
El rector remarcó que la Facultad de Medicina cuenta con una “dificultad extra”, ya que los hospitales están “abocados a la lucha para contra el COVID-19” y no pueden recibir a los alumnos del último año para darles las clases en la unidad hospitalaria.

Por último, destacó el trabajo del ministro de Educación Nicolás Trotta así como el “acompañamiento y compromiso enorme” de los docentes universitarios para “reconvertirse a la virtualidad, que en horas cátedra exige mucho más que en forma presencial”.
 

Autor: Redacción | 2020-10-07 01:21:00 | Compartir: