Edición Nro: 2822

El Paí­s Política COVID-19

Paradigma político

Ente la vida y la muerte

Ente la vida y la muerte Alberto Fernández insistió: "Ante el "que mueran los que tengan que morir", preferí preservar la vida". Más politizado que nunca, el coronavirus y la política del gobierno profundiza la grieta.

El presidente Alberto Fernández encabezó este lunes la inauguración de la Estación Villa Rosa, en Pilar, donde se anunciaron una serie de obras de infraestructura ferroviaria para la jurisdicción. En su discurso, el jefe de Estado se refirió a la crisis del coronavirus y aludió una vez más a la conversación que mantuvo con Mauricio Macri al comienzo de la pandemia. A pesar de la desmentida del expresidente, insistió: "Ante el "que mueran los que tengan que morir", preferí preservar la vida".
Previo al discurso presidencial, el gobernador bonaerense Axel Kicillof habló sobre el desarrollo de diversas iniciativas públicas en Pilar y sostuvo que "el país no se suspendió" como consecuencia del coronavirus, sino que las "obras siguieron en curso". "Ni la pandemia nos pudo parar", aseguró.

Más tarde, Fernández tomó la palabra con el foco puesto en la gestión de la crisis sanitaria. "Nadie esperaba que este iba a ser un tiempo de pandemia. La verdad es que tuvimos que aprender sobre la marcha, porque nadie sabía la capacidad que tenía el virus", empezó.

Después, aunque sin mencionarla, aludió a la conversación que tuvo con Macri en marzo sobre cómo afrontar el COVID-19. "Cuando allá algunos me recomendaban que la economía no se frene y que deje frenada a la sociedad: "Que se caigan los que se tengan que caer, que se enfermen los que se tengan que enfermar y que mueran los que tengan que morir", yo preferí preservar la vida de la gente", sentenció. 

En esa línea, el Presidente respaldó las decisiones tomadas desde el Ejecutivo en relación con el COVID-19. "Cuando miro los resultados de la economía y veo que el salario real de un trabajador cayó la mitad de lo que cayó el año anterior, cuando sin pandemia gobernaban como gobernaban, digo: "No me equivoqué, era mejor hacer lo que hicimos", consideró.

Al final de su discurso, Fernández se refirió a la polémica que se desató por el decreto en el que declaró "servicios públicos esenciales" a la telefonía celular, los servicios de Internet y la televisión paga con el objetivo de garantizar el acceso a toda la población.

"Lo hice porque en gran medida me di cuenta de que, por lo menos en la Ciudad de Buenos Aires, había 6000 chicos que no acceden a Internet. Entonces no les llegan las clases de sus maestros", afirmó.

Por último, cuestionó a quienes propusieron el regreso a las aulas de esos alumnos como una posible solución al problema. "Eso es poner en riesgo la salud de nuestros chicos. La solución no es arriesgarlos: es que los servicios públicos lleguen a todos. Es que todos tengan Internet y telefonía celular accesible, en un país donde viven 44 millones de personas y hay más de 60 millones de celulares", manifestó.

En el acto también se firmaron convenios entre el Ministerio del Interior, el municipio local y el de Tres de Febrero, que permitirán la implementación de políticas de protección y asistencia para la emergencia sanitaria y social provocada por el COVID-19.

Acompañaron al jefe de Estado los ministros de Transporte, Mario Meoni, y del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro; el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y los intendentes de Pilar, Federico Achával, y de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.

Autor: Redacción | 2020-08-25 03:43:00 | Compartir: