Edición Nro: 2777

Turismo

La costa catalana

La vuelta por Barcelona

La vuelta por Barcelona Barcelona es un territorio rico y diverso, lleno de posibilidades para disfrutar del ocio, de la cultura y de la naturaleza. Con un centenar de kilómetros de costa, doce parques naturales, un valioso patrimonio artístico y monumental y una gastronomía reconocida, no hay que irse más lejos para pasar unas vacaciones perfectas.

Con seis comarcas repletas de atractivos, Costa Barcelona es un destino que combina el turismo de sol y playa, el patrimonio monumental, la diversión, las compras y la posibilidad de hacer deporte. Todo inundado con una luz única que invita a la contemplación y al contacto con la naturaleza.

Las extensas playas del Maresme, el Baix Llobregat y el Garraf son un lugar excelente para pasear, practicar actividades náuticas o refrescarse en las terrazas de los chiringuitos. Y las calas pequeñas que se esconden entre las rocas, el refugio soñado por los amantes de la tranquilidad y la práctica del naturismo.
Uno de los grandes placeres de los días de verano es regalarse un libro y leerlo, sin prisas, tumbados en la arena. Mientras que, al atardecer, lo que más apetece es cenar productos locales en un restaurante del paseo marítimo.

¿Prefieres admirar los viñedos y participar en catas guiadas? No te pierdas las actividades que ofrecen las bodegas de las denominaciones de origen Penedès y Alella. Y si quieres aprovechar los beneficios de las aguas termales, caminar por parques y espacios naturales o visitar pueblos y ciudades con encanto, también puedes hacerlo en Costa Barcelona, especialmente en el Vallès Oriental y en el Vallès Occidental.
En definitiva, una zona cercana y familiar, con playas que disponen de todos los servicios y de múltiples opciones de alojamiento de calidad.
Osona, el Moianès, el Bages y la Anoia configuran Paisajes Barcelona, un destino turístico que se extiende por el centro de la provincia. Son cuatro comarcas llenas de atractivos naturales, patrimoniales y gastronómicos que se encuentran muy cerca de la capital catalana. Si te gusta subir a torres de vigía, recorrer claustros de monasterios o admirar tallas románicas, vitrales góticos y murallas medievales, esta tierra es ideal para ti.
También lo es si deseas probar productos autóctonos difíciles de conseguir en otros lugares. Y si quieres disfrutar de maridajes fantásticos, apuesta por los vinos de la DO Pla de Bages.

La comarca del Berguedà se encuentra al norte de la provincia en un entorno natural excepcional y constituye un territorio muy apreciado, tanto por los apasionados de la alta montaña como por quienes desean hacer excursiones más sencillas.

Con numerosos itinerarios señalizados y una enorme biodiversidad, el Parque Natural de las sierras del Cadí y del Moixeró ofrece paisajes encantadores que se pueden descubrir fácilmente a pie o en bicicleta. Entre las rutas más largas se encuentra el Camino de los Hombres Buenos, una de las propuestas preferidas por los deportistas aficionados a la historia, puesto que sigue las vías que utilizaban los antiguos cátaros franceses para buscar refugio en Cataluña. Sin embargo, la joya de la corona es la subida a la cumbre del Pedraforca, una travesía que queda reservada a montañeros con experiencia.
Al pie de estas cordilleras se encuentra Berga, la capital de la comarca, una ciudad con un patrimonio monumental notable. Y ya que estás por la zona, merece la pena que te acerques al embalse de la Baells y te des un chapuzón en sus aguas.
El Parque del Castell de Montesquiu, la Serralada de Marina, el Parque del Montnegre i el Corredor, el Parque de Olèrdola... En total son doce los parques naturales protegidos por su gran valor paisajístico, ecológico y cultural en las comarcas de Barcelona. Y, entre todos, destaca el Montseny, un lugar tan especial que la UNESCO lo ha declarado Reserva de la Biosfera.

 

 

Autor: Redacción | 2020-07-06 12:01:00 | Compartir:

Imágenes

La vuelta por Barcelona La vuelta por Barcelona La vuelta por Barcelona