Edición Nro: 2743

Economía El Mundo El Paí­s COVID-19

Tiempos de pandemia

Reactivación productiva y donaciones

Reactivación productiva y donaciones Los casos de empresas que mantuvieron la línea de producción activa en la fabricación de insumos de seguridad abarca un gran espectro e incluye automotrices. Volkswagen fabrica máscaras en 3D en Argentina. Ford Argentina produce protectores faciales en la planta de Pacheco. Cotnyl ofreció 100.000 máscaras protectoras que donó a los Ministerios de Salud de Nación, Provincia y CABA.

Ante la grave crisis sanitaria que afecta a todo el mundo, y en la Argentina, donde los datos de infectados y muertos aumenta día a día, Volkswagen Argentina, que tiene una fábrica en Pacheco y otra en Córdoba, empezará a producir máscaras para equipar al sector de la salud.

El trabajo será realizado en conjunto con la Universidad Tecnológica Nacional, Facultad Regional General Pacheco, y se trata de máscaras protectoras con impresoras 3D. Se realizarán 600 unidades que estarán destinadas al personal médico del Municipio de Tigre.
Esta iniciativa tiene como objetivo continuar colaborando en la preservación de la salud de la comunidad para contener el avance de la propagación del COVID-19 en Argentina.

Hasta el momento, son varias las marcas del sector que se pusieron a disposición de la salud para brindar la tecnología e ingeniería que puede acoplarse al sector sanitario. Otras que ya anunciaron sus planes son Ford y Toyota, ambas radicadas en la provincia de Buenos Aires.
En el comunicado de prensa de Ford se anunció la fabricación de protectores faciales.
Estos, fabricados con láminas de acetato y piezas de soporte, son parte del equipo esencial de protección personal que necesitan los profesionales de la salud en este momento. La distribución en los puntos de servicio a trabajadores de la salud se coordinará a través de los Departamentos Municipales de Salud y de Cruz Roja, según cada país.

“La familia está en el primer lugar de los valores de Ford y lo ha estado por más de 100 años. Nuestro deseo de ayudar y cuidar a las personas es una parte integral de nuestra tradición. En estos tiempos difíciles, nuestras acciones se vuelven aún más importantes”, dice Lyle Watters, presidente de Ford Sudamérica.

Esta iniciativa forma parte de una serie de acciones que se están implementado por la empresa en Brasil y Argentina para hacer frente a los retos que todos enfrentamos en esta situación sin precedentes. En Brasil, Ford se unió al grupo de trabajo formado por CNI / SENAI (Servicio Nacional de Aprendizaje Industrial) y a otras compañías para restaurar respiradores artificiales mecánicos, que han sido descartados o necesitan mantenimiento. Este equipo es crítico en el tratamiento de algunos pacientes con Covid-19.

Además, la compañía está poniendo vehículos a disposición de Cruz Roja en Brasil, Argentina, Chile, Colombia y Perú para ayudar en el trabajo con el transporte de equipos y suministros. La flota incluye los modelos Ranger, Transit, Fusion, EcoSport y Ka, así como también, una ambulancia.

Una empresa de San Martín, especializada en la fabricación de productos de plástico, se ofreció en redes sociales a prestar las bobinas plásticas de su fábrica para realizar todo tipo de productos relacionados con el cuidado de la salud durante la pandemia. La empresa, a través de un tuit, ofreció la infraestructura y los materiales para realizar 100.000 máscaras.

Según la propia compañía, el ofrecimiento fue un éxito y varios ministerios de Salud de todo el país se comunicaron para pedir ayuda. El proceso de producción industrial comienza con la extrusión de PET reciclado. La lámina que sale de la extrusora está aprobada para contacto con alimentos por la FDA de EEUU, el INTI y SENASA.

Los barbijos clase N95 son fabricados con una máquina que produce hasta 1 millón de mascarillas por mes.
Las mascarillas son de fibra sintética, desechables, y no cuentan con válvula. Por sus características particulares son las recomendadas para uso médico.
Delta Plus es una empresa internacional de diseño, fabricación y distribución de equipos de protección personal para el cuerpo y contra caídas, que cuenta con siete instalaciones de producción en Francia, España, China, India, Emiratos Árabes Unidos, Brasil y Argentina.
 

Liliana electrodomésticos reconvierte su fábrica para producir mascarillas de protección facial. El modelo de desarrollo consistió en la fabricación de la matricería para la inyección de una mascarilla plástica de protección facial con los máximos estándares de calidad, robusta, de mayor durabilidad, que permita una alta protección y que las personas que la utilicen la puedan lavar, esterilizar y reutilizar. Además, se encuentran trabajando en el diseño ergónomico de las máscaras, para hacerlas más cómodas y que no lastimen al personal de salud que la tienen que usar por tiempos prolongados.

La firma cuenta con 700 personas abocadas a la producción, quienes acompañan este nuevo desafío con el orgullo de ser cada una parte esencial para mejorar la situación general y destaca especialmente el trabajo del área de diseño y desarrollo, ya que sin ellos esto no sería posible.

Desde enero, la empresa 3M ha duplicado la producción global de respiradores N95 a 1.100 millones, incluidas las instalaciones de fabricación de Estados Unidos, Asia y Europa. 3M volverá a duplicar su capacidad a 2 mil millones por año en los próximos 12 meses.

En esta crisis, 3M está experimentando un aumento sin precedentes en la demanda de respiradores N95, y la demanda superará el suministro en el futuro. A medida que trabajamos con urgencia para expandir nuestra propia producción, también estamos trabajando con los gobiernos y otros actores para priorizar, clasificar y redirigir los suministros para satisfacer las necesidades y áreas más críticas. 3M también se está asociando con otras compañías en una gama de soluciones innovadoras para proteger a los trabajadores de la salud y los servicios de primera respuesta.

 

Autor: Redacción | 2020-06-14 09:15:00 | Compartir:

Imágenes

Reactivación productiva y donaciones