Edición Nro: 2743

Ciencias

Necesitamos proteger los mares y la biodiversidad

Día Mundial de los Océanos Este 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos, que ocupan el 70 por ciento de la Tierra y son amenazados por la sobrepesca, plásticos y la explotación de petróleo.

Parece una locura, pero el experimento es real: frente a Australia, científicos blanquearon las nubes con el fin de enfriar el agua de mar, frenar el cambio climático y así facilitar la regeneración de la Gran Barrera de Coral. Los especialistas de la Universidad de South Cross y el Instituto de Ciencias Marinas de Sydney extrajeron sal marina y dispararon los cristales al aire. Las nubes blanqueadas reflejaron mejor los rayos del sol de regreso al espacio.

El arrecife de 2.300 kilómetros de longitud es motivo de gran preocupación. Varios estudios han demostrado que el mundo submarino con sus corales ha sufrido la mayor decoloración de su historia. La actual pérdida de color es el tercer mayor daño causado a este Patrimonio Mundial de la Humanidad frente a Australia en los últimos cinco años. Naciones Unidas pronostica que casi todos corales morirán si las temperaturas aumentan en 1,5 grados.

"Para la mayoría de las personas, la extinción de las especies en el mar es invisible", dice el biólogo Ulrich Karlowski, intensamente involucrado con los problemas sobre y bajo el agua como autor y trabajador de la Fundación Alemana para la Protección Marina (DSM). "Incontables especies están desapareciendo sin que lo veamos", dice Karlowski.

La lista de amenazas al mayor ecosistema del mundo es inmensamente larga: la pesca excesiva, la captura incidental no deseada, los desechos plásticos, las toxinas, las sustancias radiactivas, las municiones, la extracción de petróleo y gas, la caza de materias primas, la navegación con motores diésel, la extracción de arena y grava, de sal, los insumos de nutrientes de la agricultura, el turismo, la energía eólica marina, los desastres ambientales temporales, el cambio climático con sus efectos como el aumento del nivel del mar, las inundaciones y la acidificación de los océanos.

Hay casi 600 acuerdos y convenciones sobre protección marina. Sin embargo, muchos fracasan debido a guerras civiles, falta de equipo técnico y medios para vigilar el cumplimiento de los objetivos. Alemania apenas en mayo se unió a la Alianza Mundial de los Océanos, cuyo objetivo es proteger un tercio de los océanos del mundo para 2030. La ministra federal de Medio Ambiente, Svenja Schulze (SPD), justificó la adhesión diciendo que quería "reducir los efectos negativos de las actividades humanas, conservar mejor las poblaciones de peces y aumentar la resistencia de los mares al cambio climático". "Lo que ahora se requiere es un tratado mundial jurídicamente vinculante sobre los océanos, comparable al Acuerdo de París para la protección del clima", sentencia Maack en vista de que las aguas son en su mayoría territorios internacionales. 

Autor: Redacción | 2020-06-08 14:17:00 | Compartir:

Videos