Edición Nro: 2742

El Mundo Tecno

Poblaciones incomunicadas

Cierre de DirecTV en Venezuela

Cierre de DirecTV en Venezuela El arresto de los directivos de la compañía no permitirá que se restituya la señal, explica Fran Monroy, periodista especializado en telecomunicaciones que ha seguido de cerca el cierre del proveedor satelital en el país.

El cierre de DIRECTV en Venezuela ha dejado un gran vacío comunicacional en el país sudamericano. La empresa perteneciente a la multinacional estadounidense AT&T controlaba 44,12% del mercado de televisión por subscripción en Venezuela, con 2.052.407 usuarios, y su señal llegaba a los lugares más aislados. Las causas del cierre son claras: las sanciones del gobierno de Estados Unidos al Estado venezolano prohibieron la transmisión de los canales Globovisión y Pdvsa, ambos requeridos para optar por la licencia para ofrecer el servicio de televisión paga en el país. Ante la imposibilidad de cumplir con las exigencias de ambos países, AT&T tomó la decisión de cesar sus operaciones de forma inmediata.

Posterior a su cierre, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) ordenó a DirecTV restituir el servicio, que dejó de ofrecerse en el país el 19 de mayo, y dispuso a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) incautar todos los bienes muebles e inmuebles y antenas, entre otros activos gestionados por la empresa. Asimismo, emitió una prohibición de salida del país, así como de grabar y enajenar bienes, contra los actuales directivos. Tres de ellos, Héctor Rivero, Rodolfo Carrano y Luis Villamizar, que eran las principales cabezas de DirecTV en Venezuela, se entregaron a las autoridades este viernes 5 de junio.

La medida afecta a 640 empleados de manera directa y 2.400 de manera indirecta, entre instaladores y vendedores de otras empresas independientes.

Pero también se perdió entretenimiento, y muy buena parte de la industria publicitaria que tenía paquetes de compra y el año pasado había comprado y precomprado paquetes publicitarios en los canales que DirecTV produce. Esa inversión publicitaria se perdió.

Los usuarios ahora también se preguntan qué hacer y adónde se mudan porque las operadoras de televisión satelital a principios de año eran cuatro y ahora solo queda una. Con la muerte del satélite Simón Bolívar, Cantv (estatal) quedó fuera. Movistar TV digital no acepta nuevos contratos desde hace tiempo y va a ser descontinuado a escala global por Telefónica en junio de 2021. Solo queda Inter Satelital, con un servicio más completo, con televisión por cable y satelital, internet por cable e inalámbrico y telefonía. Después están Net Uno y Supercable, pero solo en los grandes centros poblados. Luego hay 450 cableras, de las cuales cerca de la mitad no tiene permiso. En el interior del país hay mucha piratería de señales.

Mañana se cumplen 12 semanas desde que el satélite Simón Bolívar desapareció del espacio y en esas 12 semanas TDA fuera de Caracas está fuera del aire y el servicio de Cantv está en negro. La televisión digital abierta en Venezuela es un proyecto que arrancó en 2013, pero que está en un limbo jurídico, administrativo y regulatorio. No hay apagón analógico pensado. Muchas televisoras que tienen su permiso en señal abierta analógica no lo tienen en digital y viceversa, por lo que de alguna manera hay una indefinición que en este momento convive en la banda de UHF y genera problemas. Por ejemplo, el canal de la Universidad Simón Bolívar está fuera del aire desde 2013 porque tuvo que quitarse del medio para que entrara la televisión digital terrestre. Muchos canales tienen señal de televisión abierta analógica pero no digital. 

Autor: Redacción | 2020-06-08 14:13:00 | Compartir: