Edición Nro: 2537

La Ciudad Cultura

Ministerio de Educación y Cultura de la nación

Los Lobos de mar son Monumento histórico nacional

Los Lobos de mar son Monumento histórico nacional Los Lobos Marinos de la Rambla de Mar del Plata fueron declarados como "monumento histórico nacional" a través de la publicación del decreto 769/2019 del Ministerio de Educación y Cultura, que tomó como base una serie de obras propuestas por la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos.

Esta declaración implica, entre otros puntos, que en caso de que se quiera modificar la ubicación de estas obras destacadas, deben contar con la aprobación y autorización de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos.

Además fueron reconocidos como "monumento histórico nacional" El Obelisco, de Alberto Prebisch; el Cristóbal Colón, de Arnaldo Zocchi; el Monumento al Ejército de los Andes, de Juan Manuel Ferrari y Daniel Ramos; El Cid Campeador, del barrio porteño de Caballito; el Monumento a los Dos Congresos; y el Monumento a los Héroes de la Independencia, del distrito jujeño de Humahuaca, entre otros.

El Monumento al Lobo Marino, es el símbolo indiscutible de la ciudad balnearia de Mar del Plata, Argentina. La escultura consta de dos figuras realizadas en piedra de la zona por el escultor argentino José Fioravanti. Las esculturas se encuentran emplazadas en la Plazoleta de la Armada Argentina sobre el Bv. Marítimo P.P. Ramos.
Estas esculturas representan principalmente la presencia de estos mamíferos en las playas céntricas de la ciudad de Mar del Plata, ya que el asiento de la actual ciudad de Buenos Aires, hasta la segunda mitad del s. XIX era una gran "lobería" (sitio de descanso, cría y apareamiento de gran cantidad de lobos marinos) por eso las costas de Mar del Plata fueron conocidas como "la Lobería Grande" antes que la localidad y luego ciudad recibiera el nombre de Mar del Plata.1​

La escultura realizada por Fioravanti en la década de 1940, se convirtió desde su inauguración en el icono fotográfico predilecto de los turistas. Posar frente a estas enormes esculturas era el testimonio de un veraneo en la Ciudad Feliz como se bautizó a Mar del Plata.

Se menciona al escultor esloveno Janez Anton Gruden como el verdadero autor material de esta obra firmada por Fioravanti.

 

Foto de autor: Marcos Álvarez 

Autor: Redacción | 2019-11-30 03:33:00 | Compartir: