Edición Nro: 2537

Cultura

34MDQFilmFest

La experimentación como materia

La experimentación como materia Haden Guest, director del Harvard Film Archive y programador invitado de esta edición del Festival, describe los dos programas que presentan a grandes realizadores relacionados con el archivo y la universidad, y que proponen expandir los límites del cine.

El cine de Dominique Benichetti llega a encontrarse con un nuevo público. ¿Cómo podríamos introducirlo en las innovaciones que el director introdujo en el medio documental?

Hablar de Benichetti es hablar de un director realmente insólito, en el sentido de que es difícil ponerlo en una categoría como artista. Sí, hizo uno de los documentales clave de la época, pero también era un inventor, innovador; tenía una fascinación por la tecnología y por empujar todos los límites del cine para encontrar una inmersión total de todos los sentidos. Hizo Le Cousin Jules en Cinemascope y con sonido cuadrafónico, yendo contra todas las reglas del documental tradicional, que tiene en su ADN la idea de que la tecnología debe servir a la búsqueda. Eso es algo que podemos entender hoy, cuando muchos hablan de nuevos modos de cine –si se tratan de cine–, como la realidad virtual. Es un retrato de dos campesinos en Francia, un poema para un mundo que está perdiéndose y un argumento sobre el cine moviéndose hacia otra dimensión. Muchos dicen que estamos en una edad de oro de los documentales, porque tienen mucho público, pero normalmente esos documentales son muy básicos, buscan a un protagonista –que puede ser un chef de sushi, alguien con una enfermedad, un niño en la calle–, y tratan de narrar una historia en tres actos. Es una fórmula aburrida y gastada. Benichetti nos enseña otra manera de hacer un documental, que es inventar un cine específicamente hecho para el tema, para el sujeto, no es simplemente aceptar algo ya hecho. Se adelantó a directores como Herzog o Lucien Castaing-Taylor utilizando las herramientas de Hollywood para definir la experiencia de sus películas.


Ya que mencionás a Castaing-Taylor, que forma parte del proyecto del Laboratorio Etnográfico Sensorial de Harvard, y partiendo desde el mismo Benichetti, que fue profesor en la Universidad, pareciera que en el ámbito de Harvard hay un linaje de directores que experimentaron con el documental. ¿Cómo podemos sumergirnos en ese legado?

Bueno, para el Festival también programé un extracto de Jessica, Look at Me, una película que Benichetti realizó junto a sus estudiantes de Harvard y que es súper interesante, porque está muy presente el universo de Frederick Wiseman, un retrato de las instituciones no solo como microcosmos, sino también como parte de una sociedad y una cultura. Entonces, por un lado hay algo de este cine de observación, cerca de Wiseman, pero por otro lado se acerca más al liricismo de Robert Gardner.


Pasando al programa de cortometrajes de animación, es una selección dedicada a artistas que también pertenecieron al entorno de Harvard, y que empujaron los límites del medio. ¿Cuáles fueron sus adelantos más notorios?

Este programa introduce a directores clave de la historia de la animación, que casi en su totalidad eran estudiantes o profesores en Harvard, pero también incluye tres obras del movimiento que en su sentido más amplio se llamó Visual Music. Representan a una animación visionaria, independiente y hecha a mano, hecha como una puerta a una dimensión interior e íntima, a un mundo separado. Es un reconocimiento a estos artistas seminales, mayormente poco conocidos fuera de Harvard; y si hablamos de sus innovaciones, lo que comparten es la idea de encontrar en la animación un modo de expresión privada, como si se tratara de un diario de cine o de poemas. Ese es el tipo de libertad que nos ofrece este grupo, trabajando de forma artesanal.


Estando al frente del Harvard Film Archive, ¿cuál es tu filosofía para alcanzar y crear nuevas audiencias en una época predominantemente digital?

El archivo es como el dios Jano: tiene dos caras. Una es la colección de películas, para cuya preservación trabajamos con un principio museológico, que tiene que ver con restaurar cada obra a su forma original, por lo cual trabajamos con fílmico, en sus distintos formatos. Nuestro auditorio hace que seamos uno de los pocos lugares en los Estados Unidos que permiten a los alumnos aprender con copias en formatos originales. Y del otro lado está nuestra cinemateca, en la que pasamos películas de todo el mundo durante todo el año, hacemos retrospectivas, invitamos a muchos directores, para que presenten sus obras pero que también estén presentes en las clases. Trabajamos para los alumnos pero también para un público en general: son muy pocas las cinematecas que tienen la posibilidad de diseñar su propia programación; el 99% de las selecciones son nuestras. Trabajamos para seguir amplificando la idea de qué es el cine, cuál es la historia del cine, haciendo programas que son intervenciones para obtener una nueva mirada al cine que pensábamos que conocíamos, pero que al redescubrir ciertas obras puede cambiar por completo.


Le Cousin Jules/Jessica, Look at Me
MI 13, 14:00 - AMB 2
JU 14, 18:30 - PAS 1

Private Dreams, Visual Music: An Experimental Animation Primer
(Harvard - Cortos de animación)
JU 14, 17:00 - PAS 4
VI 15, 17:00 - PAS 4
 

Autor: Redacción | 2019-11-13 11:02:00 | Compartir: