Edición Nro: 2535

Economía

Cómo mejorar un Punto de venta

Procesos clave para mejorar la gestión de tu local

Procesos clave para mejorar la gestión de tu local Para asegurar una atención de calidad y gestionar de manera eficiente tus puntos de venta, es fundamental aplicar procesos que ordenen el trabajo y centralicen la toma de decisiones.

La falta de procesos puede generar ineficiencias o pérdidas económicas.

se necesita es definir los procesos, los controles, los responsables de procesos, y definir los requisitos de parametrización, para que nada de esto quede dentro del mundo azaroso y las buenas intenciones.

Los procesos que deben tenerse en cuenta desde el punto de venta, desde el local, no son muchos, pero sí son clave:

Pedido de reposición: tener un proceso definido en tiempos, sobre todo, que determine bajo qué criterios un local debe pedir reposición de mercadería. En tiempo significa días para que el deposito tenga el tiempo suficiente para armar los pedidos y realizar la logística eficientemente. No es lo mismo pedir el día definido y de manera ordenada y controlada, que ir pidiendo, ir llevando, y que vaya llegando.
Recepción de mercadería a proveedores directo: definir la orden de compra. Se debe tener un proceso de orden de compra estandarizado con criterios de aprobación. ¿Se entiende que cuando se hace un pedido a un proveedor la empresa se está comprometiendo financiera y económicamente?
Recepción de mercadería desde depósito: este proceso involucra la participación y responsabilidad de personal de depósito que arma el pedido, personal o empresa de logística y local que recibe. Entonces, tener un control definido sobre este proceso clave nos permite mejorar ante diferencias de inventario, posibles responsables, o deficiencias de proceso para buscar la mejora.
Transferencia de mercadería entre locales: la necesidad de gestionar eficientemente mercadería, lograr atender a clientes que quieren un producto y se encuentra en otro punto de venta requiere un proceso definido, controles, asignación de puntos de responsabilidad. Limpiar áreas grises, para evitar “yo lo mande el día que vinieron a…, yo no lo recibí, a mí no me llegó, esto ya salió…”.
Devoluciones por fin de temporada: esta actividad merece un criterio. Este proceso debe planificarse, ordenarse, y coordinarse con el deposito central. Tengamos en cuenta, tal vez resulte obvio, pero no debe ser en temporada alta, no deben ser todos los locales juntos tampoco.
Devoluciones de clientes: ¿todo? ¿Siempre? ¿Cómo se define servicio al cliente y todo vale? ¿Difícil no? Lo importante es reglas claras, reglas informadas, criterios definidos, y buenas respuestas con respeto, con autoridad, y con sentido de empresa. Estos temas no los define el encargado de local. Si entramos a una gran cadena y nos informan que la marca o la administración central definieron requisitos, los respetamos. Y también hacer la cuenta en un punto de venta, entre tener un cliente atendido, satisfecho y la posibilidad que vuelva ante un cliente enojado, ofendido, que en 5 minutos baje nuestra marca en todas las redes sociales.
Con estos procesos estamos dando por sentado otros puntos claves, que son los siguientes:

- Productos codificados de manera centralizada.

- Todos los productos llevan código de barra.

- Los movimientos se realizan con lectora.

- Los usuarios del sistema tienen accesos controlados.

- El personal está capacitado.


 

Autor: Redacción | 2019-08-17 06:31:00 | Compartir: