Edición Nro: 2453

Papa Francisco

El Papa a la FAO

La falta de alimento es responsabilidad de todos

La falta de alimento es responsabilidad de todos “La falta de alimento y de agua no es un asunto interno y exclusivo de los países más pobres y frágiles sino que concierne a cada uno de nosotros. El problema de un país es problema de todos”, manifestó el papa Francisco.

El Papa recibió a los asistentes a la 41 sesión de la FAO que culminó en Roma, a quienes instó a sumarse a la lucha por el “hambre cero” en el mundo.
El pontífice felicitó en primer lugar al nuevo director general del organismo, el chino Qu Dongyu, elegido el pasado 23 de junio con 108 votos a favor de un total de 191.

“Espero que con la ayuda de todos –expresó Francisco- podamos seguir trabajando conjuntamente para profundizar e incrementar, con responsabilidad y determinación, los esfuerzos dirigidos a alcanzar los objetivos 1 y 2 de la Agenda 2030 y así erradicar con mayor rapidez y fuerza los complejos, graves e inaceptables flagelos del hambre y de la inseguridad alimentaria”.

En su discurso ante los más de 500 participantes a la Asamblea de la FAO, el Santo Padre quiso contribuir con un aporte para combatir la falta de alimento y de acceso al agua potable en el mundo, asegurando que para ello es necesario “actuar sobre las causas que las provocan”, pues “en el origen de este drama se halla sobre todo la falta de compasión, el desinterés de muchos y una escasa voluntad social y política a la hora de responder a las obligaciones internacionales”.

Reiterando que “la falta de alimento y de agua no es un asunto interno, sino que concierne a cada uno de nosotros” hizo hincapié en la importancia de nuestra actitud frente a este problema, y explicó que así podemos “favorecer o frenar” el sufrimiento de muchos hermanos nuestros.

El Papa exhortó, una vez más, a “escuchar el grito desesperado de nuestros hermanos y a poner los medios para que puedan vivir y ver respetados sus derechos más básicos”.


Evitar el derroche
El pontífice señaló a continuación que “uno de los medios que está a nuestro alcance es la reducción del derroche de alimentos y de agua” e indicó que hay que educar y sensibilizar, de modo que las “nuevas generaciones” pasen este testimonio “a las futuras”, sabiendo que este drama social “no puede ser tolerado por más tiempo”.

“Es evidente la conexión entre la fragilidad ambiental, la inseguridad alimentaria y los movimientos migratorios”, analizó luego el pontífice y denunció que “el aumento del número de refugiados en el mundo durante los últimos años nos ha demostrado que el problema de un país es el problema de toda la familia humana”.

El Papa concluyó expresando el compromiso de la Santa Sede a cooperar con la FAO, “apoyando el esfuerzo internacional hacia la eliminación del hambre en el mundo y garantizando un futuro mejor para nuestro planeta y para la humanidad entera”.  

Autor: Redacción | 2019-06-28 19:28:00 | Compartir: