Edición Nro: 2368

El Mundo

Día D

Conmemoración mundial por el desembarco en Normandía

Conmemoración mundial por el desembarco en Normandía Emmanuel Macron y Theresa May abrieron en Ver-sur-Mer, Francia, las conmemoraciones del desembarco aliado en territorios ocupados por la Alemania nazi. En Portsmouth, la reina de Inglaterra participó de la ceremonia.

Hace 75 años, las tropas aliadas desembarcaron en Normandía. La operación militar masiva fue el preludio de la liberación de Francia y Europa Occidental del dominio nazi. La reina Isabel II de Inglaterra, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participaron en la ceremonia de conmemoración en el puerto de Portsmouth, en el sur de Inglaterra.  

Hace 75 años, las tropas aliadas desembarcaron en Normandía. La operación militar masiva fue el preludio de la liberación de Francia y Europa Occidental del dominio nazi. La reina Isabel II de Inglaterra, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, participaron en la ceremonia de conmemoración en el puerto de Portsmouth, en el sur de Inglaterra.
El presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra británica, Theresa May, también estuvieron entre los participantes, junto con los jefes de Estado y de Gobierno de 16 países. Anteriormente habían acordado una declaración histórica de paz. El objetivo es garantizar que no se repitan los horrores de la Segunda Guerra Mundial.
El "Día D" también simboliza la muerte y derramamiento de sangre. En la noche del 6 de junio de 1944, los Aliados -principalmente estadounidenses, británicos, canadienses, polacos y franceses- registraron alrededor de 4.400 muertos. El número de alemanes heridos y caídos se estima entre 4.000 y 9.000. Hasta la conquista de París, en agosto, se estima que murieron 200.000 alemanes y 70.000 aliados.
El evento también incluyó música y bailes. Varios de los invitados recitaron pasajes de los diarios de testigos de la época. El presidente francés, Emmanuel Macron, leyó la última carta del luchador de la resistencia francesa Henri Fertet a sus padres. "Los soldados vienen a buscarme. Debo darme prisa", decía la carta. Fertet fue ejecutado en 1943 a la edad de 16 años.
Entre los invitados de honor se encontraban unos 300 veteranos. Cuando algunos de ellos entraron en el escenario, hubo aplausos. Hasta la Reina se levantó de su asiento. De los más de 150.000 soldados que ese día pisaron suelo francés, más de 10.000 murieron, resultaron heridos o desaparecieron.
En Portsmouth, la Reina también pronunció un discurso. La monarca de 93 años tiene sus propios recuerdos de la Segunda Guerra Mundial. Sin ser todavía reina, la joven de 18 años se permitió un breve momento de euforia, cuando Alemania capituló: la gente bailaba en las calles de Londres cuando Isabel se mezcló sin ser reconocida entre los que celebraban el día de la victoria.

 

 

Autor: Redacción | 2019-06-06 09:05:00 | Compartir: