Edición Nro: 2531

El Paí­s

Sindicalismo y peronismo

El tinte político de un paro lógico

El tinte político de un paro lógico El sindicalismo realiza su quinto paro nacional contra el gobierno de Macri mientras trabaja por la unidad del PJ. Mientras profundizan sus críticas al modelo económico, los dirigentes gremiales comienzan a militar mayoritariamente por la unidad del peronismo, con marcada preferencia por la candidatura de Alberto Fernández

El paro de 24 horas que todo el arco sindical convocó para esta jornada no sólo expresará un fuerte rechazo contra el modelo económico del gobierno sino el indisimulable alineamiento con el peronismo justo en vísperas del inicio de la campaña electoral.

Se trata de la quinta medida de fuerza de una CGT que ya comenzó trabajar por un PJ unido, preferentemente detrás de la candidatura de Alberto Fernández, a quien le ofrecerá en bandeja las fotos de calles que anticipan desiertas, acaso como símbolo del éxito de la protesta.

El llamado a la huelga se gestó antes de conocerse la fórmula presidencial y su vocación es canalizar el descontento social frente a la inflación, la suba de tarifas, los despidos y la caída de la actividad industrial.

El sorpresivo anuncio del binomio Fernández-Fernández —por el orden y la premura— terminó transformando el cese de actividades en una ofrenda a los candidatos del PJ, quienes podrán capitalizar el malhumor generalizado. 

La falta de colectivos, trenes y subtes aparece como la principal garantía del éxito de la medida, algo que no logró el moyanismo con la huelga que su sector realizó el pasado 30, el primer mojón de su plan de lucha.

La diferencia es que entre aquella medida y la de hoy se anunció la candidatura de Alberto Fernández, el póxipol que unió a la mayoría del arco sindical detrás del mismo objetivo: restablecer a un peronista en el sillón principal de la Casa Rosada.

Autor: redacción | 2019-05-29 11:33:00 | Compartir: