Edición Nro: 2532

Tecno

Ventaja en el mercado

Huawei pierde, Samsung gana

Huawei pierde, Samsung gana El presidente estadounidense, Donald Trump, le hizo probablemente un inmenso favor a Samsung al aplicar fuertes restricciones a Huawei, al que acusa de ayudar a Pekín en sus afanes de espionaje.

Los principales proveedores estadounidenses de Huawei, incluyendo a los fabricantes de chips Qualcomm y Xilinx, indicaron que dejarán de abastecer a la empresa china con efecto inmediato. Google, por su parte, anunció la ruptura de sus lazos con Huawei, señalando que este ya no podrá utilizar algunos servicios y aplicaciones de Android en sus aparatos.

La ruptura con Huawei se produjo tras la decisión del Gobierno estadounidense de incluir a la empresa en su "lista negra”, remitiéndose a consideraciones de seguridad y a la violación de sanciones contra Irán.

"Al incluir a Huawei en la lista negra de transferencia de tecnología estadounidense, Trump bloquea la posibilidad de Huawei de fabricar teléfonos inteligentes y tabletas para vender fuera de China, y vender computadoras móviles en cualquier lugar”, dijo a DW Avi Greengart, analista y fundador de Techsponential.

"Huawei puede prescindir de Qualcomm, produciendo algunos procesadores y módems propios, pero no puede vender teléfonos inteligentes fuera de China sin el sistema operativo Android, sin el Play Store de Google o sus actualizaciones regulares de software”, indica.

Ventaja para Samsung

Huawei, el fabricante de teléfonos inteligentes de más rápido crecimiento en el mundo, desplazó recientemente a Apple del segundo lugar mundial en la venta de smartphones, después de Samsung.

Los celulares inteligentes fabricados por Huawei han sido ampliamente desterrados de las estanterías estadounidenses, debido a las restricciones impuestas por Washington. Pero son los que más rápidamente se venden en China y Europa, donde copan un 35 y un 20 por ciento del mercado, respectivamente.

Las medidas estadounidenses no afectarán al mercado chino de Huawei, donde los servicios de Google prácticamente no son accesibles en la actualidad, pero constituyen potencialmente un golpe fatal para las ambiciones de la empresa en cualquier otra parte del mundo.
"Huawei no vende celulares altamente diferenciados. El vacío será llenado rápidamente por otros vendedores, probablemente por Samsung”, señaló a DW el analista independiente Richard Windsor.

"La salida de Huawei sacaría del ruedo al mayor competidor de Samsung”. Las acciones de la empresa sudcoreana han subido cerca de un cuatro por ciento desde el anuncio de Google. También Oppo y Xiaomi, otros productores chinos de celulares, quisieran quedarse con algunos negocios de Huawei.

¿Y qué pasa con Apple?

Según los analistas, también Apple podría verse favorecida por las zozobras de Huawei, pero sus beneficios serían de corta duración. "Probablemente Apple tendrá algún aumento, pero no suficiente como para compensar el riesgo de posibles represalias chinas contra empresas tecnológicas estadounidenses”, indica Greengart.

Cerca de una quinta parte de los ingresos de Apple provienen de China. Pero apuntar contra Apple, que es uno de los grandes empleadores dentro de China, no será una opción fácil para Pekín, especialmente ahora que la economía del país enfrenta dificultades.

Alternativas a Android

Google ha indicado que seguirá respaldando los aparatos ya existentes de Huawei, pero los futuros smartphones de la empresa china no dispondrán ya de los servicios más populares, como Play Store, Gmail, los mapas y el buscador. Eso implica que sólo tendrán acceso a la versión básica del sistema operativo Android (AOSP), abierto al público.

"Pueden tomar AOSP como base para la compatibilidad de aplicaciones… pero el teléfono resultante siempre estará en desventaja con respecto a los que tienen Android”, opina Greengart.

Los analistas estiman que la medida anunciada por Google inducirá a otros fabricantes de celulares a buscar alternativas a Android a largo plazo. Huawei ya confirmó que está desarrollando su propio sistema operativo. Pero el éxito de nuevos sistemas operativos, en un mercado tan disputado, no está en absoluto garantizado. 

Autor: Redacción | 2019-05-22 07:12:00 | Compartir: