Edición Nro: 2749

Brecha salarial en Argentina

Día del Pago Igualitario

Día del Pago Igualitario Las mujeres argentinas deben trabajar 15 meses para ganar lo mismo que los hombres en un año. En Argentina la brecha salarial por género es de 27,5%.

Las mujeres ganan menos que los hombres en casi todo el planeta. En algunos países implementaron medidas para combatir esa desigualdad de género, mientras que otros aún buscan herramientas eficaces para tratar de ponerle fin a esta situación. No obstante, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indicó que en los últimos 27 años la brecha salarial apenas ha disminuido.

Hoy es el Día del Pago Igualitario en la Argentina. A escala mundial, las mujeres perciben un sueldo aproximadamente un 20% inferior al de los hombres. Otro dato preocupante lo arroja el Foro Económico Mundial (WEF, World Economic Forum): entre 2017 y 2018 se desaceleró el ritmo al que crecían los salarios y serán necesarios dos siglos para cerrar las diferencias salariales entre varones y mujeres.

En Argentina, la brecha salarial por género es de 27,5%, según un informe que difundió ayer 8 de abril la organización Economía Feminista. Según las cifras, las mujeres de este país tienen que trabajar hasta este 9 de abril para equiparar lo que los varones ganaron en 2018. En otras palabras, que el sexo femenino necesitan un año, tres meses y nueve días para percibir lo que los varones logran en solamente un año.

El informe especifica que el cuarto trimestre de 2018, la brecha salarial alcanzó el 30%. A fines del año pasado, el ingreso medio de los varones fue de $21.792 y el de las mujeres de $15.241. Es decir, que ellas ganaron alrededor de 85 mil pesos menos que sus pares.

En el caso de las trabajadoras informales, que representan un tercio del total, la brecha se amplía hasta más del 36%. Entre ellas están incluidas las empleadas domésticas, quienes tienen las tasas más altas de precarización laboral y los peores salarios de la economía.

“El aumento de la brecha a fines de 2018 es debido a los malos resultados de la economía general, que nos repercute más las mujeres. Pero el problema es estructural, sucede en todo el mundo, y no solo está influenciada por la coyuntura, sino con el acceso a determinados trabajos, la legislación y cuestiones como cupos en el sector público y privado, tener guarderías en los puestos de trabajo o la licencia de paternidad”, remarca a PERFIL Candelaria Botto, coordinadora de Economía Feminista.

Los tres principales motivos de la brecha salarial se encuentran en: Remuneración distinta por el mismo puesto de trabajo. El acceso al trabajo dispar. La no remuneración del trabajo doméstico. Por otro lado, Botto señala que hay ciertos sectores más masculinizados, como por ejemplo la construcción, el transporte o la industria donde hay sueldos superiores que en otras profesiones donde el cupo femenino es más elevado, como enfermería o educación.
 

Autor: Redacción | 2019-04-10 02:59:00 | Compartir: