Edición Nro: 2747

Cultura El Mundo

Congreso Internacional de Lengua española

Las palabras del Rey de España en la inauguración del CILE El Rey de España celebró que la Argentina sea, por segunda vez, sede del Congreso Internacional de la Lengua Española. La impronta argentina selló un cambio que llegó para quedarse. Rosario, no solo recibió a los catedráticos e invitados que conforman el círculo rojo de los intelectuales sino que se convirtió en una ciudad vibrante que llevó el congreso a las calles.

El Congreso es un esfuerzo colectivo que se concreta gracias a los aportes del Gobierno nacional y el apoyo del Presidente, a los gobiernos de la Provincia y del Municipio, el Instituto Cervantes, la Real Academia Española y ASALE, acompañados de numerosas instituciones.
El rey recordó la hermandad entre la Universidad Nacional de Córdoba y la Universidad de Salamanca. Claustros de tradición y de grandes profesores definen a “La Docta”, la cuna de personalidades que hicieron a la Argentina.
El rey de España señaló que “El programa de esta edición es una muestra clara de ese espíritu inclusivo e integrador al proyectarse, con amplitud y generosidad, hacia campos tan vastos como la cultura, la educación, la tecnología y el emprendimiento, contemplados con mirada de futuro. Campos en los que viven y se realizan los hispanohablantes. El porvenir del español es un compromiso de todos, de las instituciones públicas y privadas y de la sociedad civil, cuyo dinamismo alumbra cada día nuevas iniciativas colaborativas en torno a nuestra lengua común, que mostrará este congreso.”
Citando a Jorge Luis Borges, “el idioma no es solo un instrumento de expresión y comunicación sino una tradición y un destino” resaltó cómo la Argentina es un cabal ejemplo de crisol de razas. Un país que abrió sus brazos a los inmigrantes y permitió que la lengua, la cultura y la tradición de cada colectividad se desarrollara en nuestro país.
Destacó la importancia de la publicación de “El Diccionario de la lengua de la Argentina”, de la Academia Argentina de Letras, responsable de la Secretaría Académica de este congreso. En la obra se presenta el origen de palabras y giros que conforman nuestra identidad.
En consonancia con uno de los temas tratados en paneles posteriores, señaló que las palabras traen consigo sentimientos y modos de vida que definen la esencia de la sociedad.
El Rey recorrió la programación del Congreso, la importancia de los temas y la calidad de los protagonistas actuales, anclados en el bagaje cultural, literario y lingüístico de los escritores en lengua española.
“480 millones de personas tenemos el español como lengua materna. Conocemos su larga historia, uno de cuyos momentos más delicados fue, sin duda, el de la independencia de los territorios ultramarinos. No faltaron entonces voces que demandaron también independencia en el ámbito de la lengua. Bastó la voz de don Andrés Bello, a quien José Martí calificaba como «el mejor de los nuestros», para recordar que esa lengua era tan propia de América como de España. Hoy preside su estatua la entrada principal de la Real Academia Española, que lo nombró primer académico correspondiente y adoptó algunos de sus textos doctrinales como propios. Paradójicamente, el español iba a conocer su mayor expansión con el nacimiento y la consolidación de las jóvenes repúblicas americanas, que hallaron en él el instrumento indispensable de cohesión interna de cada comunidad y de fortalecimiento de los vínculos de relación entre ellas.

Y no se trató solo de una expansión numérica, sino que aumentó día a día la producción literaria con una calidad creciente hasta la excelencia, gemela de la alcanzada en el resto de las artes. Los homenajes que aquí se tributarán, a Julio Cortázar, con la publicación de una edición conmemorativa, y a las relaciones culturales entre América y España, son solo una prueba simbólica. Asimismo, el homenaje que recibirá Víctor García de la Concha reconoce la importancia de la acción panhispánica, basada en la corresponsabilidad de todos los hispanohablantes, para el futuro de nuestra lengua y la cultura que en ella se expresa.

En varias sesiones del congreso se prestará atención a la excepcional producción cultural argentina y en los más de doscientos actos populares programados por la Provincia y el Municipio se vivirá la riqueza del folclore y el arte argentinos, y particularmente cordobeses, en un brillante «Festival de la palabra».

Será todo ello el contrapunto de la atención en las sesiones del Congreso a la revolución tecnológica que la Comunidad Iberoamericana de Naciones ha de afrontar con decisión en todos los medios de la investigación y el estudio: de la Universidad a la escuela primaria. Esta consagración vital será a la vez un apoyo decisivo para que el español sea lengua de comunicación internacional, también en el ámbito de la ciencia y del emprendimiento.

Como los precedentes, este Congreso quiere ser una celebración de la fraternidad hispanoamericana y un renovado compromiso para integrar diversidades, para luchar contra la pobreza y para hacer a nuestros pueblos, mediante la palabra compartida, más cultos, más prósperos y más felices en la libertad.”
 

Autor: Lic. Mirtha Cáffaro | 2019-03-28 02:39:00 | Compartir:

Videos