Edición Nro: 2453

Economía El Paí­s

Nuevo informe del Observatorio de la UCA

12,7 millones de personas en la pobreza argentina

12,7 millones de personas en la pobreza argentina Argentina aumenta su "pobreza multidimensional" al 31,3% de la población. Los especialistas midieron a la sociedad argentina basados en los siguientes aspectos fundamentales: alimentación, salud, servicios básicos, vivienda digna, medio ambiente, educación, empleo y seguridad social. Según el análisis, la calidad de vida de muchos ciudadanos empeoró.

En la actualidad, la Argentina mide oficialmente la pobreza de su población a través de los ingresos
corrientes de los hogares (método de Línea de Pobreza). Este tipo de medición de pobreza se basa en
el supuesto de que los ingresos permiten a los hogares adquirir los bienes y servicios que necesitan
para garantizar un mínimo de calidad de vida normativamente “aceptable”.
No pocos especialistas destacan la necesidad de revisar el modo en que se mide la pobreza
incorporando en el análisis múltiples dimensiones que complementen los ingresos. En este sentido, se
afirma que la pobreza es mucho más amplia que la insuficiencia de ingresos y que tanto la pobreza
como las condiciones de vida que experimentan las personas no pueden ser evaluadas de manera
“indirecta”, incluso aunque se moneticen los recursos no monetarios. Además, la consideración de
múltiples dimensiones no solamente permite hacer visibles aspectos puntuales que marcan distintas
situaciones y experiencias de privación, sino también dar cuenta de situaciones de pobreza de mayor
intensidad en la que distintas privaciones se presentan de manera simultánea reforzándose entre sí y
constituyendo situaciones de pobreza estructural.
Entre los temas que toman mayor relevancia a partir de los ODS / AGENDA-2030 (2015) se destaca la
erradicación de la pobreza, objetivo presente a su vez en los ejes programáticos de distintos gobiernos
de América Latina. Cabe preguntarse entonces acerca de los criterios a partir de los cuáles se define la
pobreza y por consiguiente la necesidad de acordar criterios, definiciones y métodos de medición,
monitoreo y evaluación. Definida la pobreza como privaciones injustas que afectan el nivel de vida, las
capacidades de desarrollo humano y las oportunidades de integración social de la población, el
Enfoque de Derechos aparece como un criterio válido para definir un marco normativo a partir del cual
establecer un conjunto de dimensiones de la pobreza.
El propósito de este informe radica en la elaboración de una medida de pobreza que contemple
distintos elementos que involucran tanto el bienestar a partir de la capacidad de agencia que otorgan
los ingresos para acceder a bienes y servicios en el mercado, como así también el goce de una serie de
derechos sociales y económicos consagrados en la legislación nacional e internacional. Consideramos
que esta perspectiva aporta un complemento de interés a las medidas tradicionales, al permitir hacer
visibles privaciones no monetarias puntuales, su evolución en el tiempo y la definición de distintos
grados de privación que permiten identificar situaciones de pobreza estructural.
A partir de la nueva EDSA (Agenda para la Equidad) se dispuso de una estrategia de solapamiento
muestral y empalme con el fin de disponer de una serie temporal comparable en diferentes
indicadores de derechos. En esta presentación se brinda los resultados generados por este ejercicio de
empalme, estimando hacia atrás (2010-2016) los valores de una serie de indicadores ajustando los
resultados a la nueva metodología de la EDSA-Agenda para la Equidad (2017-2018), en el anexo
estadístico se presentan además de los valores para esta serie con un conjunto de aperturas por
distintas variables de corte, también se presentan los datos obtenidos a partir de la Serie Bicentenario
con el ajuste para la comparabilidad de los años 2017 y 2018.
 

Autor: Redacción | 2019-03-25 19:03:00 | Compartir: