Edición Nro: 2272

Espectáculos

Novela histórica

Argentina, tierra de amor y venganza, la gran apuesta del 13 La nueva superproducción de Pol-ka para 13 está ambientada en la Argentina de los años 30, protagonizada por Benjamín Vicuña, Gonzalo Heredia, Eugenia “China” Suárez, Albert Baró y Delfina Chaves

Canal 13 ya comenzó la batalla del ranking con esta apuesta a la ficción histórica que lleva por título "Arrgentina" apelando a la sensibilidad de los hijos, nietos, descendientes de inmigrantes europeos.
Con figuras consagradas en lo actoral y popular ya aseguran audiencia.

La historia comienza cuando dos soldados españoles se ven envueltos en el horror de la Guerra Civil de su país; el destino -o el azar- les permitirá salir con vida de ese infierno. Sin embargo, la amistad que supieron forjar en esos tiempos de adversidad se verá corrompida por la traición.

Ante una nación devastada por el conflicto bélico, la Argentina se vislumbrará como el horizonte ideal para resurgir. Hacia allí partirán los otrora amigos, en tiempos distintos y con suerte dispar. Torcuato (Vicuña), por caso -luego de prácticamente “apropiarse” de la vida de su compañero - será quien consiga los mayores beneficios en este próspero suelo americano, ya que se involucrará con lo más atildado y aristocrático de la sociedad (también con lo más turbio). Asimismo, tendrá la fortuna de conocer a Lucía (Chaves), una joven de familia acomodada caída en desgracia que, empujada por una madre ambiciosa y prepotente, se verá obligada a contraer matrimonio con el potentado español, ansioso por adquirir prestigio social.

Por su parte, Bruno (Baró), el más perjudicado, llegará con más rezago a la “tierra prometida” y luchará por recuperar lo que le fue vilmente arrebatado. Lucía será el engranaje necesario para ingresar al mundo de Torcuato. Sin embargo, el amor se interpondrá en sus planes...

Para otros inmigrantes, en especial las mujeres, esta nación que promete un futuro venturoso será la que las sucumba al peor de los calvarios. Ilusionada con la promesa de un posible matrimonio con un acaudalado argentino - para así poder ayudar a su familia, sumida en la miseria posguerra - Raquel (Suárez) se subirá al barco y cruzará el Atlántico. Pero al llegar, comprobará rápidamente el fraude. Su destino será otro: el burdel. Aldo Moretti (Heredia), uno de los principales promotores del vapor que traslada a europeos a la Argentina, conocerá a bordo a la ingenua joven y será quien intente rescatarla de la red de trata en la que se verá inmersa.

Una historia colmada de intriga, envidia, traición y engaño pero que además rescata el amor verdadero, la pasión, el erotismo y, sobre todo, el empoderamiento femenino, en una época difícil en la que muchas mujeres eran consideradas mero objeto de disfrute.

Con libros de la dupla Leandro Calderone/Carolina Aguirre y dirección de Sebastián Pivotto y Martín Sabán, la novela se emitirá diariamente a las 22hs.
Los equipos de arte y técnica han recreado ambientes de la época en una superficie de 1200 m² de los Estudios Baires, que incluye además 100 metros lineales de calle, con fachadas de viviendas y escaparates que emulan a la perfección a los existentes en aquella década, un pormenorizado trabajo de utilería y carpintería.
Se buscaron locaciones especiales para montar escenas clave de la novela, como el desembarco de los europeos en nuestra tierra - que se llevaron a cabo en La Boca, con 100 extras en el set, todos ataviados con vestuario especialmente confeccionado para la ocasión- y las tomas de combate cuerpo a cuerpo correspondientes al primer capítulo, que se rodaron en un predio ubicado en Pilar, con gran despliegue de producción, recursos técnicos, efectos especiales y un ulterior trabajo minucioso de postproducción.

Personajes y figuras

TORCUATO FERREYRA (Benjamín Vicuña)
Superior de Bruno (Baró) en la Guerra Civil española, le hizo creer que eran como hermanos para luego traicionarlo y matarlo con la intención de apropiarse de su fortuna. Se lleva a su hermana menor a la Argentina, se casa con ella pero ante su rechazo e indiferencia, la vende a un burdel judío sin que nadie sepa. La guerra lo volvió aún más desalmado y cínico y, junto a sus laderos, lidera todo tipo de negocios ilegales en Buenos Aires: es tratante de personas, traficante, dueño de los barcos que traen inmigrantes desesperados; tiene fábricas en donde explotan trabajadores. Es violento, inescrupuloso, malvado, perverso y calculador. Y tiene mucho poder. Sin embargo, solo le falta una cosa: prestigio social. Para conseguirlo, pretende casarse con Lucía (Chaves), una joven inocente y hermosa, con alcurnia familiar. Pero existe un detalle que Torcuato no podrá zanjar: Lucía está enamorada de Bruno, a quien Torcuato cree muerto.

BRUNO SALVAT (Albert Baró)
Noble, idealista, honesto, temerario, valiente. Oriundo de Barcelona y heredero de una gran fortuna. Tiene una hermana, Julia, que es su devoción y única familia. Combatió en la Guerra Civil española junto a Torcuato (Vicuña), su superior, al que prometió ayudar a hacerse un porvenir una vez terminado el conflicto bélico. Pero aquel hombre - a quien consideraba su amigo - lo traicionó, se llevó a su hermana y la vendió a un prostíbulo. Desde entonces, el carácter de Bruno cambió y se transformó en una persona más calculadora, a veces sombría y triste. Perdió el optimismo, pero lo guía una fuerza y un deseo profundos de justicia y venganza. Sin embargo, en este derrotero, se encontrará con grandes dilemas éticos que lo pondrán a prueba. Muchas veces el amor, el compañerismo y la fraternidad entre sus pares inmigrantes lo harán privilegiar otros objetivos en desmedro del propio. Su mayor encrucijada será la atracción que siente por Lucía (Chaves), la prometida de Torcuato, de quien se enamorará perdidamente.
Sus mejores amigos son Moretti (Heredia), Lowenstein (Cocchiarale), Gallo (Mayer) y Córdoba (González), con quienes conformará una banda para cometer ciertos tipos de atracos a hurtadillas pero con “buenas intenciones”: el dinero obtenido será destinado a ayudar a compañeros y amigos.

ALDO MORETTI (Gonzalo Heredia)
Argentino. Vive junto a su madre y sus hermanas en un conventillo de su propiedad, donde alquilan habitaciones. Noble y de buenos sentimientos, trabaja para Torcuato (Vicuña) trayendo mercadería e inmigrantes en los barcos que vienen de Europa. Es pícaro, astuto, seductor; un “chanta” encantador, capaz de resolver cualquier obstáculo que se interponga en su camino.

En uno de esos viajes conocerá a Raquel (Suárez), una judía polaca a la que trajeron engañada a la Argentina con la promesa de una vida mejor, pero que termina como prostituta en un burdel, víctima de una red de trata. Aldo se enamorará de ella desde el primer momento y su principal objetivo será salvarla. Lo que él desconoce es que, por otro lado, Alicia (Funes), hermana de Torcuato (Vicuña) no podrá resistirse a sus encantos y buscará acercarse a él en todo momento. De hecho, Torcuato lo forzará a que se vincule con su querida hermana.

Amigo incondicional de Bruno (Baró), será el último en unirse a la banda que integran varios vecinos del conventillo.

RAQUEL ZIMMERMAN (Eugenia “China” Suárez)
Es una campesina judía de origen polaco, sensible y bellísima, que fue traída a la Argentina en un barco por Torcuato Ferreyra (Vicuña) bajo la promesa de que se casaría con un buen hombre que le daría el dinero necesario para sacar a su familia –padres y hermanitos- de la pobreza posguerra. En el barco, se topará con Aldo Moretti (Heredia) y se enamorarán perdidamente. Decidirá, entonces, que no quiere seguir adelante con el matrimonio arreglado, sin saber que no existe tal prometido y que su destino no es otro que el burdel, en el cual recalan miles de polacas pobres que han sido engañadas con el fin de ser explotadas por una red de trata famosa de la época, la “Zwi Migdal”.

Dentro del prostíbulo, además de ser maltratada, vejada y hambreada como todas las demás victimas, Raquel es tiranizada y amada por Samuel Trauman (Mirás), el “cafishio” que la ha comprado, quien además queda prendado de su belleza. Y, por tal motivo, es odiada por la madama Ivonne (Frigerio), eterna enamorada de Trauman.

Enterada de que la recién llegada ha hecho mella en el corazón de su prometido Aldo (Heredia), Alicia (Funes) se obsesionará con la joven al punto de querer “hacerla desaparecer” y dejarla así fuera de combate.

LUCÍA MOREL (Delfina Chaves)

Hija mayor de una familia acomodada porteña, ahora caída en desgracia. Curiosa, sensible, valiente; apasionada del cine y los libros; es sufragista y no soporta los clichés de la clase alta. Le aburre tomar el té, los bailes formales, estar pendiente de la moda o de los chismes sociales. Prefiere hundirse en sus habituales lecturas o pasear en bicicleta con su hermana, Lidia (Casero). Adora a su padre, enfermo de tuberculosis. Pero padece a su madre, Libertad (Innocenti) quien la obliga a casarse con Torcuato Ferreyra (Vicuña) un nuevo rico al que Lucía no ama y que orquestó con Libertad una transacción típica de la época: la unión propiciará un mejor posicionamiento económico de la familia y, por su parte, le permitirá a Torcuato acceder a un círculo social que inicialmente tenía vedado.

Pero Lucía no ama a Torcuato sino a Bruno (Baró), a quien conoce de modo fortuito. La joven desconoce el pasado de Bruno con su futuro esposo y quizás, cuando lo sepa, sea demasiado tarde...

LIBERTAD MOREL (Virginia Innocenti)

Esposa de José Pablo, enfermo de tuberculosis, y madre de Lucía (Chaves), Gabriel (Salles) y Lidia (Casero). Fría y calculadora, no da puntada sin hilo. De familia de alcurnia, ahora que su marido está enfermo, ve caer su propia vida en picada, por lo que buscará propiciar el matrimonio de su hija mayor con Torcuato (Vicuña) con el objetivo de salir de la ruina y recuperar aquello que alguna vez tuvo. Sueña con volver a tener membresía en los clubes más importantes y ser invitada a los bailes mas distinguidos. Desea con ansias volver a formar parte de la alta sociedad que, al verla empobrecida, la desplazó.

Gabriel es su hijo predilecto, a pesar de que el joven es inescrupuloso, haragán y capaz de matar o de jugarse el dinero que tienen destinado al tratamiento de José Pablo.

SAMUEL TRAUMAN (Fernán Mirás)

Polaco y un rufián judío típico de la época. Es dueño del burdel “Varsovia” donde explota a chicas traídas de Europa por medio de engaños, haciéndoles creer que las espera un marido en Argentina. Es parte de una red de trata que maneja mujeres y prostíbulos en todo el país, conformada por otros 180 judíos inescrupulosos que se dedican a lo mismo, escudados detrás de una supuesta Asociación de Socorro para víctimas del nacionalsocialismo en Europa.

Es un psicópata repulsivo, que juega con la mente de las chicas y disfruta de hacerlas sufrir, castigarlas y explotarlas para beneficio propio.

Sin embargo, Trauman se enamorará perdidamente de Raquel (Suárez). Deberá lidiar con sus incontables intentos de fuga, sabiendo que hay alguien detrás de esos movimientos que pretende arruinarle el negocio.

Socio de Torcuato (Vicuña), se unirá a él en pos de descubrir al enemigo que está tratando de destruirlos.

MADAMA IVONNE (Andrea Frigerio)

Madama de “Varsovia”, el cabaret de Trauman (Mirás); alguna vez fue una prostituta más del burdel. Es escéptica con la vida y cruel con las chicas. Está enamorada de Trauman, quien la sedujo, la usó y la dejó cuando era joven. Con los años la transformó en su mano derecha en el burdel.

La madama tendrá celos de Raquel (Suárez) porque su “cafishio” está enamorado de ella.

Tiene un pasado oculto que, a lo largo de la historia, se irá develando.

ALICIA FERREYRA (Mercedes Funes)

Hermana de Torcuato (Vicuña). Cuarentona, solterona, gritona, caprichosa y ordinaria. Está obsesionada con Aldo (Heredia) y planea su boda con él. Si bien Moretti no la quiere, se ve obligado por Torcuato a oficiar de novio para que la joven sea feliz con el hombre que le gusta. Alicia no sospecha de este arreglo; pero también elige no saber más de la cuenta. Cuando descubra la existencia de Raquel (Suárez) transformará su vida en un verdadero infierno.

A pesar de que conoce los negocios de su hermano, Alicia prefiere cerrar los ojos frente al pasado familiar y frente al presente violento y mafioso de Torcuato.

Ostentosa, avasallante, metida, merodeará en todos los escenarios de la familia y amigos de Aldo, que no toleran su presencia.

LIDIA MOREL (Minerva Casero)

Tiene 17 años, hija menor de los Morel. Todavía en el colegio, está ansiosa por comenzar su vida de adulta. Confidente y compinche de Lucía (Chaves), será quien impulse la relación de su hermana y Bruno (Baró), facilitando sus encuentros.

Le gusta Gallo (Mayer), un integrante de la banda que vive en el conventillo, mucho mayor que ella. A su vez, Nino (Flammini), un adolescente de su edad, la corteja en forma permanente.

Con el correr de los capítulos, Lidia ira transformándose en una mujer y, junto con Lucía, deberán vivir como mujeres que comienzan a ocupar otros roles en la sociedad.

GABRIEL MOREL (Federico Salles)

Hijo de Libertad (Innocenti) y José Pablo. Hermano de Lucía (Chaves). Maleducado, inescrupuloso, vago y mentiroso. No trabaja, no estudia y se gasta el dinero en alcohol, drogas y prostitutas. En el prostíbulo de Samuel Trauman (Mirás) conoce a Julia, la hermana de Bruno (Baró), traída desde Europa por Torcuato (Vicuña) y presa de la red de trata sexual. Gabriel establece con ella una relación clientelar, terrible y amorosa a la vez.

La convivencia familiar es una pesadilla: hostiga en forma permanente a Lucía y desprecia a José Pablo. Lo único que le importa es congraciarse con Torcuato a cambio de arrancarle algún billete.

Está interesado en Alicia (Funes), la hermana de Torcuato, solo porque la ve como una fuente de dinero.


SERAFINA (Julia Calvo)

De nacionalidad italiana. Dueña del conventillo en el que viven sus hijos Aldo (Heredia), Anna (Vetrano) y Francesca (Sánchez) además de Bruno (Baró), Lowenstein (Cocchiarale), Gallo (Mayer), Córdoba (Domínguez), Anna (Vetrano), Francesca (Sánchez), Malek (Quercia) y Alí (De María). Es también propietaria del Club Social “El Progreso”, en donde atiende a los paisanos de la cuadra. Su arribo a la Argentina luego de la primera guerra la transformó en una persona obsesionada con el dinero y el ahorro. Está siempre midiendo los consumos de cada inquilino. Viuda, vive solo para el trabajo y la recaudación.

ANNA (Candela Vetrano)

Hija de Serafina (Calvo) hermana de Aldo (Heredia) y Francesca (Sánchez) Moretti. Trabaja en el Club “El Progreso” junto a su madre y su hermana.

Es un poco superficial y tillinga, la típica representante del mandato social de la época. Su objetivo es casarse bien, con un hombre de dinero, proveedor; formar una familia, tener hijos y ser el ama de casa perfecta. La vida le dará un revés, ya que será víctima de su propio designio: un novio al que creía soltero la abandonará al quedar embarazada. Anna buscará hacerse un aborto; pero las cosas no saldrán bien y deberá continuar con ese bebé en su vientre, escondiéndose de todos.

Córdoba (Domínguez), leal a ella, le brindará contención emocional y económica, además de proponerle casamiento. Pero Anna no quiere esa vida. No entiende por qué debe hacerse cargo de un bebe que no deseó y por el cual es blanco de toda clase de comidillas, desprecio y estigmatización social. Solo fue una inocente víctima de un depredador machista a quien no le importó nada de su destino.

FRANCESCA (Malena Sánchez)

Hija de Serafina (Calvo), hermana de Aldo (Heredia) y Anna (Vetrano) Moretti. Trabaja en el Club “El Progreso” junto a su madre y su hermana. Francesca tiene carácter, desprecia las cursilerías románticas y aspira a que los hombres y las mujeres sean iguales. Aunque aún no lo sabe, se erigirá como una de las primeras feministas. Fuma. Usa pantalón. No quiere que un hombre la rescate. Es la única confidente de Anna, a quien quiere y ayuda a pesar de sus diferencias.

Conocerá a Toro (Pasquarelli), un ladrón buscavidas que la banda encontrará en las alcantarillas, quien la seducirá de la manera más insólita. Su total irreverencia la cautivará. Por primera vez, Francesca creerá que el amor es algo posible para ella. Pero cuando la tragedia la golpee de manera brutal, sublimará ese dolor y esa furia uniéndose a la banda de Bruno (Baró) y Moretti, convirtiéndose en la primera mujer delincuente que tenga esa organización.

GALLO (Matías Mayer)

Uruguayo de nacimiento. Vive en el conventillo de los Moretti. Comparte habitación con el español Córdoba (Domínguez) y más adelante también con Bruno (Baró). Junto con su compañero ibérico, funda la banda que irá sumando miembros. Al comienzo es un músico de poca monta con deudas de renta, que realizan robos menores a través de la red cloacal, mediante un boquete que abren en la pared de su pieza.

Lidia (Casero) está enamorada de él pero el joven no la registra. Se siente atraído por Ivonne (Frigerio), la madama del burdel.

CÓRDOBA (Diego Domínguez)

Viene de España y vive en el conventillo. Comparte habitación con Gallo (Mayer), con quien emprende atracos menores hasta que aparece Bruno (Baró) e impulsa el crecimiento de la banda. En ese dormitorio hacen un boquete que conecta con la red cloacal y a través del cual se trasladan para cometer sus asaltos. Está enamorado de Anna (Vetrano), a quien ayudará económica y emocionalmente cuando se entere de que está embarazada de un hombre que la ha abandonado. Si bien en un principio Córdoba es un bribón común, un buscavidas que solo quiere robar para ganar dinero y vivir en paz, el tiempo revelará un hombre justo y compasivo que, luego de conocer lo que ha hecho Ferreyra (Vicuña) con Raquel (Suárez) y con todos sus enemigos, buscará también la forma de destruirlo.

TORO (Ruggero Pasquarelli)

Ladrón que vive en las alcantarillas. Un buscavidas muy hábil, rápido y escurridizo, cuyos conocimientos de ese mundo subterráneo será esencial para guiar a “la banda” en sus diferentes atracos.

Con su total desparpajo, será el primer hombre que podrá cautivar a a la indómita Francesca (Sánchez).

LOWENSTEIN (Gastón Cocchiarale)

Vive en el conventillo de los Moretti junto a su esposa. Son judíos religiosos. Hace tiempo que buscan concebir un hijo que nunca llega y Lowenstein está desesperado. Él es propietario de una casa de empeños por la que pasa gran parte de la mercadería robada de la ciudad. Torcuato (Vicuña) le cobra por protección y lo tortura y amenaza cada vez que no puede pagarle a fin de mes. Al comienzo es un hombre temeroso y sumiso que padece las embestidas de Torcuato pero, con el tiempo y luego de conocer a Bruno (Baró) y su banda, descubrirá que es mucho más valiente y arriesgado de lo que creía.

Se convertirá en el encargado del dinero y de la parte técnica de la banda, quien siempre mide los riesgos antes de cada atraco. Asimismo, será clave en los planes para liberar a las polacas atrapadas en la red de trata de Zwi Migdal.

ALÍ (Ariel Pérez De María)

Es hijo de turcos inmigrantes. Vive en el conventillo con su hijo adolescente, Malek (Quercia), del que se hace cargo desde que su madre desapareció del mapa. Trabaja como matón de Torcuato Ferreyra (Vicuña) y es un mercenario sin escrúpulos.

Es robusto, viril, violento y no tolera ver en su hijo alguna actitud que él considera homosexual. Cuando encuentra a Malek en alguna situación inapropiada –muy cerca de Nino (Flammini) o vestido con alguna prenda de mujer- desata sobre él toda su violencia física.

JULIÁN (Tomás Kirzner)

Joven policía encargado de investigar y desbaratar la red de trata de mujeres en la Argentina. Serio, responsable pero - por sobre todas las cosas - incorruptible, Julián no cejará hasta conseguir su cometido.

Criado por sus abuelos, cree que su madre murió cuando él era apenas un recién nacido. Pero en verdad, esa mujer está viva y muy cerca suyo.

ALAMBRE (Fausto Bengoechea)

Fiel ladero de Moretti (Heredia). Lo acompaña en todos sus viajes a Europa, en los cuales traen mercadería y personas a la Argentina. Defiende a capa y a espada a su jefe. Divertido y desprejuiciado, siempre aporta una cuota de simpatía aún en momentos tensos, cuando las “cuestiones comerciales” se ponen algo ríspidas.

MALEK (Franco Quercia)

Tiene 18 años y es hijo de Alí (De María), uno de los matones de Torcuato Ferreyra (Vicuña). Es fanático de los radioteatros, el cine, el mundo del espectáculo, la música, el baile. Le encanta compartir tiempo con las mujeres del conventillo, hablar con ellas o mirar cuando cosen o cocinan. Es de origen turco y es gay pero aún “no ha salido del closet” y trata de conformar el deseo de su padre, quien no tolera la posibilidad de tener un hijo homosexual. Cada vez que Alí percibe un rasgo femenino en su comportamiento, lo castiga con saña. La situación comenzará a cambiar cuando Paco Jamandreu llegue como nuevo inquilino del conventillo. Él ayudará a Malek a reconocer su verdadera identidad, proceso que, de todos modos, le resultará arduo, lento, ambivalente, doloroso y liberador a la vez.

Está perdidamente enamorado de Nino (Flammini), pero no es correspondido.

NINO (Joaquín Flammini)

Tiene 18 años, es muy pobre y luego de la muerte de su madre va a España a buscar a su padre, que luchó en la Guerra Civil. El viaje resulta infructuoso y vuelve a la Argentina en el barco que trae a Bruno (Baró) de España como polizón. Conmovido, Bruno lo llevará a vivir al conventillo donde conocerá a Malek (Quercia), un chico de su edad que se enamorará perdidamente de él. 

Autor: Redacción | 2019-03-12 02:45:00 | Compartir:

Videos