Edición Nro: 2213

La Ciudad

Almorzó con Olmedo y podría ser su candidato

¡Ay Carlos Fernando I!

¡Ay Carlos Fernando I! La comedia del absurdo del intendente local es graciosa y trágica, de no ser porque en el medio estamos los ciudadanos que sufrimos el desamparo y la desidia de un Poder Ejecutivo que se olvidó de la gente, hace mucho. En esta oportunidad, el intendente Carlos Fernando Arroyo, elegido democráticamente por la fuerza Cambiemos, que está ocupando las funciones de gobierno a nivel provincial y nacional, desafía a todos y se junta con un marginal de la política, en nuestra ciudad, meridiano socio político del país, en enero. Esta falta de tacto nos sale muy cara a todos los marplatenses. Y el cantor sigue tocando...

"Es un hombre jugado", nos confió un allegado al intendente. En medio de la fuerte disputa política que mantiene con el gobierno de Vidal, el soslayo de la propia mandataria y las fuertes declaraciones de algunos de sus ministros, Arroyo "se corta solo" y sale al ruedo a desafiar a los que nos dan el oxígeno a  esta ciudad a todas luces inviable, en estos tres últimos años.

Ahora, ante el desconcierto de todos, se junta con un residual de la política que se sostiene con un dinero que nadie sabe de donde viene, o sea, dudoso, y se muestra de farra (¿cómplice?).

Estuvo en su propio despacho al polémico diputado Alfredo Olmedo sabiendo que esa fotografía, que el equipo de prensa del legislador se encargó de distribuir, generaría cierto revuelo político en Mar del Plata y La Plata. Arroyo juega el juego que más le gusta, despistar, desafiar y tirar de la soga hasta que casi se corte, pero en el medio estamos los marplatenses, sufriendo su falta de criterio para gobernar: hambre en los barrios, pobreza y miseria, desocupación, elevadas tasas municipales, calles destrozadas, ataques sistemáticos al sistema educativo municipal, guardavidas en conflicto... señor intendente: ya está bien, hasta acá, le pedimos desde OPINION22 que se deje de joder y se ocupe de los temas serios de la ciudad. Mucha gente que sufre y lo ve no puede irse de farra con un derechoso para dar por el traste a los poderosos.

Autor: redacción | 2019-01-10 12:27:00 | Compartir: