Edición Nro: 2388

Ciencias

Se verá en todo el mundo

Llega la última y mejor lluvia de estrellas de 2018

Llega la última y mejor lluvia de estrellas de 2018 Esta lluvia de meteoritos, que tiene su punto de partida en la constelación de Géminis y se podrá observar en casi toda América, tendrá su máxima actividad durante la noche de 13 a 14 de diciembre.

En su momento de actividad máxima se verán de 60 a 120 meteoritos iluminando el cielo en una hora y hasta dos meteoritos en un minuto. El fenómeno se apreciará desde ambos hemisferios, aunque en el norte tendrá más intensidad.

"Desde el hemisferio sur, los observadores deberían ver una cantidad menor pero todavía suficiente de meteoros de velocidad media, una vez que Géminis se eleve sobre el horizonte después de la medianoche, hora local", afirmó Jane Houston Jones, astrónoma y antigua integrante de la NASA. 

Una noche antes de la cúspide se observarán aproximadamente la mitad de las estrellas en comparación con la noche del jueves a viernes. Tras alcanzar su punto máximo, la cantidad de meteoritos que caerán se reducirá de manera drástica.

Por ejemplo, la noche del 14 a 15 la intensidad de la lluvia se reducirá hasta un cuarto y dos días después de la cúspide solo se podrán ver unas cuantas gotas. Sin embargo, los meteoros vistos en la noche del pico suelen ser menos brillantes en comparación con las estrellas de las noches posteriores.

Como el ojo humano requiere al menos 20 minutos para adaptarse a la oscuridad, es mejor comenzar el proceso y evitar mirar el celular al menos una hora antes.

En cualquier caso, no hace falta emplear ni telescopios ni binoculares: se aprecian a simple vista. Pónganse cómodos y esperen a que los meteoritos caigan a alrededor de 35 kilómetros por segundo.
Las Gemínidas se activan cada diciembre, cuando la Tierra pasa por un sendero masivo de escombros polvorientos arrojado por un extraño objeto rocoso conocido como 3200 Faetón cuya naturaleza se desconoce.

Algunos científicos aseguran que es un asteroide o un cometa extinto y rocoso. En cualquier caso, el polvo y los escombros que desprende ofrecen este espectáculo cuando se queman al chocar con la atmósfera de la Tierra.

Observar este fenómeno requiere que el cielo esté despejado. Además, conviene huir de las luces urbanas para lograr la máxima oscuridad posible: la agencia espacial de Estados Unidos estima que las personas que se encuentran en ciudades grandes no verán prácticamente nada debido a la luminosidad.

Los que se pierdan esta lluvia de estrellas tendrán que esperar hasta 2020 para presenciar otra, ya que en la cúspide de las Gemínidas del año que viene habrá Luna llena y su luz eclipsará el espectáculo.

 

 

Autor: Redacción | 2018-12-13 19:01:00 | Compartir: