Edición Nro: 2146

Deportes

Va por su tercer ATP Masters 1000 consecutivo

Novak Djokovic se impuso a Roger Federer

Novak Djokovic se impuso a Roger Federer Novak Djokovic está en estado de gracia y así lo demuestra un segundo semestre de escándalo. El serbio, impertérrito, supo descifrar las semifinales del Rolex Paris Masters, donde se impuso a Roger Federer por 7-6(6), 5-7 y 7-6(3) en un maratón de tres horas y 3 minutos. Un intenso y eléctrico encuentro para el recuerdo.

Djokovic, que el próximo lunes será No. 1 del mundo, busca mañana ante Karen Khachanov (1-0 a favor del serbio) su corona No. 33 en ATP World Tour Masters 1000, un récord absoluto que de momento mantiene en solitario Rafael Nadal.

Federer se ha enfrentado a 328 jugadores en 1.436 partidos en una carrera que se estira por más de 20 años. Y nunca se ha medido tantas veces a alguien como ante Djokovic. Sin embargo, la cita en París era solo la segunda en los últimos 33 meses y la expectación era mayúscula. Y el duelo no defraudó, con puntos imposibles e intercambios memorables.
De esta manera, el jugador procedente de Belgrado se sitúa con un 25-22 en el FedEx ATP Head2Head con el suizo. Ya son 22 victorias consecutivas para el serbio, que no pierde desde los octavos de final de la Rogers Cup de Toronto y ha enlazado los títulos de Cincinnati, US Open y el Rolex Shanghai Masters de manera consecutiva en los últimos tres meses.
El choque arrancó con unos intensos seis minutos, el tiempo que duró el juego inicial al servicio de Djokovic. Federer, por su parte, tuvo que salvar de entrada un punto de quiebre en su primer juego al servicio. Nada de ir por la vía rápida en las semifinales de París. Los dos primeros juegos se estiraron 11 minutos.

En los primeros compases, el suizo no acabó de encontrarse cómodo con su primer servicio, que no conseguía mantenerse en los porcentajes a los que Federer está más acostumbrado. Muy afinado al resto, Djokovic se hizo con una nueva bola de break con 4-3 a favor, y empezó así un juego maratoniano en los que Federer tuvo que sobrevivir a cuatro bolas de quiebre en contra y amarrarse en siete deuces.

La igualdad fue total en la primera manga, que se decidió en la muerte súbita. Al tie-break se llegó con un 45-45 en el contador de puntos y aunque tuvo que salvar punto de set en contra con 5-6, Djokovic consiguió dar la vuelta al marcador del desempate y dar el primer golpe.

Federer se convirtió en una máquina de salvar puntos de quiebre en contra y aunque Djokovic trató de finiquitar el duelo, el suizo salvó tres puntos de break en contra y encontró una grieta en el saque de su rival. Con las dos horas de partido cumplidas, Federer puso al público de Bercy de pie cuando convirtió un punto de break que además tenía un premio impagable: el duelo se estiraba hasta la tercera y definitiva manga.

Sin perder la fe. Aunque no supo quebrar a Federer, que salvó doce bolas de break en contra, Djokovic encontró la manera de descifrar al suizo en el momento más decisivo de todos: la muerte súbita del tercer set. Ahí fue superior y pisó el acelerador para hacerse con el pase a la final. 

Autor: Redacción | 2018-11-04 02:52:00 | Compartir: