Edición Nro: 2145

Cultura Sección 22

Prensa oficial de IDEA

Trabajo colaborativo como caso de éxito

Trabajo colaborativo como caso de éxito En el 54° Coloquio de IDEA, empresarios de distintos sectores productivos coincidieron en que el trabajo colaborativo es clave para mejorar la competitividad, resolver problemas complejos de producción y hacer frente a cambios cada vez más rápidos y violentos.

En el panel “Cooperar para ser competitivos”, Francisco Lugano, presidente de CREA, explicó la experiencia de este movimiento de productores agropecuarios que funciona desde hace 60 años y cuyo objetivo es reunirse en grupos de ocho o diez integrantes de una misma zona de influencia para resolver en forma colaborativa problemas comunes.
Destacó que para construir esa cultura se necesita compartir “generosidad, entrega y pertenencia” e indicó que ya el sistema de buscar soluciones en forma colaborativa se amplió a otros ámbitos, como escuelas e intendencias.
“El país que viene es de cambios cada vez más rápido y violentos. Los invito a trabajar en forma colaborativa para poder resolverlos no con alguien que tenga una solución mágica, sino a través de consensos. Trabajemos en esa empresa donde todos somos socios, que es la República Argentina, y a la que todos queremos que le vaya mejor”, aseguró el titular de CREA.
Por su parte, Isabel Martínez, vicepresidente 1° de la Cámara de Industriales Metalúrgicos y de Componentes de Córdoba, detalló la cooperación que se lleva a cabo en la provincia entre distintos sectores económicos en un proyecto de cambio donde el objetivo es “la búsqueda permanente de competitividad a través de núcleos productivos”.

“La prosperidad de una organización es directamente proporcional al valor que le genera a la sociedad, y el éxito es saber hacer buenos contratos políticos, económicos, sociales y emocionales”, advirtió la dirigente industrial.
Y acotó: “La ciencia de la asociación es la ciencia madre, todo lo demás depende de ello”.
Luego, Alberto Arizu (h), director de la Bodega Luigi Bosca y presidente de Wines of Argentina, expuso ante los asistentes al 54° Coloquio de IDEA que se desarrolla en Mar del Plata la exitosa experiencia de cooperación de la industria vitivinícola para crear la marca argentina.
“La guerra era muy grande y necesitábamos colaborar entre nosotros para construir esta marca que nos amparara a todos”, sostuvo el empresario, que especificó que a comienzos de la década del ’90 se unieron doce bodegas para vender vino al mundo y actualmente son 400 los exportadores.
Arizu subrayó que “tuvimos un plan de acción bien definido y objetivos bien medibles” y dijo que desde el comienzo de la asociación se pasó de 19 países que compraban vinos argentinos, a 126 mercados mundiales. “El vino es el producto más vendido. Las exportaciones pasaron de 25 millones a 1.000 millones de dólares en quince años”.
Antes de la exposición de los empresarios, Joaquín Navajas, profesor e investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad Torcuato Di Tella, se refirió a los estudios neurocientíficos sobre las organizaciones y la diversidad.
“Los grupos diversos cooperan mejor que los homogéneos y también compiten mejor. Es nuestras organizaciones es esencial poner foco en la forma en que se hacen las contrataciones. Ante la nueva oleada de inmigrantes, no solo deberíamos aceptarlos sino agradecer porque nos aporta diversidad y esperamos que nos ayuden a hacer en el futuro una Argentina más inteligente”.
A modo de conclusión, el moderador del panel, Francisco Ingouville (socio de Ingouville, Nelson y Asociados), destacó la importancia de generar confianza y lealtad para cuidar las relaciones entre los empresarios y señaló que “el mundo está lleno de espinas, pero no por eso no vamos a intentar practicar la ciencia de la asociación”.
 

Autor: Redacción | 2018-10-20 04:32:00 | Compartir: