Edición Nro: 2168

Política

Carta abierta de Héctor Maciel

La pobreza crece de la mano de la política de ajuste

La pobreza crece de la mano de la política de ajuste Los nuevos índices marcan un aumento de la pobreza a nivel país. Y de la Indigencia. No es de extrañar, ya que las políticas aplicadas descargan la crisis sobre los más desventajados, sobre los trabajadores y capas medias.

Los nuevos índices marcan un aumento de la pobreza a nivel país. Y de la Indigencia. No es de extrañar, ya que las políticas aplicadas descargan la crisis sobre los más desventajados, sobre los trabajadores y capas medias. Ajuste feroz, inflación galopante, devaluación de la moneda, tarifazos y por si esto fuera poco le abrimos las puertas a la intromisión del FMI que tan tristes recuerdos nos trae a los argentinos. ¿O acaso hay que creer de que ahora el Fondo “es bueno” y que viene a “ayudar”? El FMI es controlado por las grandes potencias, en particular EEUU. Potencias que siempre si nos dan uno es para llevarse diez. La deuda externa creció casi a 300.000 millones de dólares. Vivir pagando para morir debiendo….Ahora la pregunta es ¿Cuando se saldara la deuda interna con nuestro pueblo? La deuda con los pobres, con los jubilados, con los trabajadores, con las PYMES, con los campesinos pobres. El gobierno de Macri se ha arrodillado ante los poderosos, en especial los EEUU. Pero nuestro pueblo no se arrodilla, ni se rinde. Crecen las luchas, crece la resistencia a la entrega y el ajuste. Luchan los docentes, los trabajadores, los desocupados, los originarios, los campesinos, los estudiantes, los médicos, los discapacitados a los que les han quitado las pensiones… Luchan las mujeres por una sociedad justa e igualitaria. Esta fuerza popular es la que da esperanza. Es la que alumbra un futuro mejor. Debemos construir ese futuro sin mezquindades ni oportunismos. Sin sectarismos. Unir al pueblo para construir otra política que mire a los adentro y a los de abajo. Para que no haya niños con hambre, jóvenes sin futuro, trabajadores sin trabajo, campesinos sin tierra, millones que sufren un sistema de educación publica decadente y sin recursos y una salud publica abandonada. Un país donde quepamos todos y donde ser feliz sea una realidad y no una utopía. Tenemos una patria llena de recursos, con un pueblo capacitado y emprendedor, con un territorio amplio. ¿Cómo no vamos a salir adelante? Hay que dar vuelta el viento. Poner a la patria por delante y al pueblo como beneficiario. Los movimientos populares estamos de pie, luchando para que la crisis la paguen los que se beneficiaron con la devaluación, con la inflación, con la especulación y la timba financiera y no los trabajadores y menos aun los de la economía popular. Lo pero aun no llego. ¿Hasta cuando podremos aguantar tantas injusticias? Vamos por una patria con Pan, Tierra, Techo y Trabajo!

Hector Maciel 

Autor: redacción | 2018-10-10 15:48:00 | Compartir: