Edición Nro: 2122

Ciencias

Informe

¿Qué es la hepatitis C?

¿Qué es la hepatitis C? En el marco del Día Mundial de la Hepatitis, a celebrarse el 28 de julio, difundimos información sobre la hepatitis C, material preparado por la Organización Hepatitis 2000.

La hepatitis C es causada por el virus HCV (por su sigla en ingles), causa inflamación hepática, suele ser asintomática, si no es detectada y tratada en forma temprana puede producir fibrosis, cirrosis, e incluso cáncer hepático (hepatocarcinoma).

El virus fue reconocido, recién en el año 1989, antes se denominaba hepatitis no A -no B, hasta que finalmente se la identificó como Hepatitis C y se estudió las características de este virus, que difiere de las otras formas de hepatitis.

Una de las principales características de la Hepatitis C es que en la mayoría de los casos no presenta síntomas visibles, hasta que no está en un período avanzado o bien en su etapa aguda, que muchas veces es confundido con un malestar hepático, dado que los síntomas de su etapa aguda suelen permanecer poco tiempo.

Por esta característica, se considera que en el mundo existen 200.000.000 de infectados y la mayoría no saben que lo están, generalmente su detección es casual (cuando se acude a donar sangre, por ejemplo) o cuando el médico realiza un completo chequeo físico.

La hepatitis C es una enfermedad peligrosa , dado que no presenta síntomas y el virus que se halla presente en la sangre , ataca y deteriora al hígado llegando en algunos casos al cabo de 20 0 30 años a producir cirrosis o cáncer hepático.

No existe en la actualidad una vacuna para la hepatitis C, pero si tratamientos que serán más efectivos atacando al virus, cuanto antes se detecte la infección.

 

¿CÓMO SE DETECTA LA HEPATITIS C?
La detección se realiza a través de un análisis de sangre donde se estudiará si existen anticuerpos para hepatitis C (Anti-HCV), a quienes tienen anticuerpos de hepatitis C este análisis dará positivo, y luego será confirmado por otro estudio de sangre llamado PCR, donde se puede medir también la cantidad de virus en sangre.

El análisis para detectar hepatitis C no es un análisis de rutina, por los que debes pedírselo a tu medico, en muchos países es gratuito, cubierto por las obras sociales, seguridad social o seguro de salud, también es gratuito en los hospitales públicos, realizado en forma particular no es un análisis que tenga un alto costo.

 

¿CÓMO SE TRASMITE LA HEPATITIS C?
El virus de la hepatitis C se transmite por contacto directo con sangre infectada o hemoderivados, sangre sangre directo, por vía parenteral.

La transmisión sexual es de muy baja incidencia, se daría especialmente en relaciones sexuales de riesgo, en relaciones no seguras es recomendable el uso de preservativos, si bien se ha encontrado virus en otras secreciones no ha sido en las cantidades necesarias para una posible trasmisión.

Es importante exigir la esterilización adecuada para el virus de la hepatitis C (por autoclave, glutaraldehído o similares) cuando se acude al odontólogo, podólogo, manicura y todos aquellos profesionales que utilicen elementos cortantes o invasivos en el cuerpo (tatuajes, piercing, etc.)

 

¿CÓMO NO SE TRASMITE LA HEPATITIS C?
La Hepatitis C no se transmite por besos, abrazos, sudor, tos, comidas, contacto casual, amamantar o por compartir vasos, cubiertos o platos.

 

¿CÓMO EVITAR LA TRASMISIÓN DE LA HEPATITIS C?
Evita el uso compartido de agujas y jeringas.
No compartas cuchillas de afeitar, cortaúñas, cepillos dentales, ni ningún elemento cortante.
Usa guantes cuando exista riesgo de contacto con sangre.
Usa preservativo ante cualquier contacto sexual no habitual o en conductas sexuales de riesgo.
Protege tus heridas con apósitos o vendas adecuadas.
Usa material estéril y descartable ante cualquier procedimiento en donde pueda haber sangre aunque sea una ínfima cantidad, como en el caso de cuchillas de afeitar en la peluquería, colocación de piercings, en el podólogo, odontólogo, etc.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis C?

La mayoría de las personas con hepatitis C no presentan ningún síntoma, sin embargo algunas personas con hepatitis C pueden sentir una sensación similar a la del estado gripal y síntomas como los que se describen a continuación.

En caso de haber síntomas, estos pueden ser:

Cansancio
Nauseas
Pérdida del apetito
Fiebre, baja
Dolor abdominal
Prurito, picazón, picor
Otras personas presentan también:

Color amarillento de los ojos y/o la piel (ictericia)
Oscurecimiento de la orina
Excremento de color arcilla (color muy claro)

Estos síntomas son comunes a otras enfermedades, por esto es necesario consultar al médico especialista.

Grupos en riesgo

Personas que recibieron una transfusión de sangre o hemoderivados o un trasplante de órgano, principalmente si fue antes del año 1992.
Trabajadores de las áreas donde sea posible el contacto eventual o directo con sangre, como enfermeras, médicos, paramédicos, odontólogos, bioqui­micos, etc.
Personas que tuvieron atención medica en lugares que no estaban preparados para esterilizar, odontologí­a, podología, etc.
Personas que tengan signos o sín­ntomas de la enfermedad (por ejemplo enzimas TGO y TGP por encima de lo normal)
Pacientes que hacen o hicieron hemodiálisis, hemofí­licos, consulte con su médico.
Personas con tatuajes o piercing.
Personas que se inyectaron o aspiraron drogas, aunque sea una sola vez en su vida.
Personas con múltiples parejas sexuales o comportamientos sexuales de riesgo.
Personas que viven con HIV
Quienes nunca efectuaron un control de su función hepática, aun habiendo tenido síntomas menores.

¿EXISTE UNA VACUNA CONTRA LA HEPATITIS C ?
NO existe una vacuna contra la hepatitis “C”, hay algunas en fase de investigación pero ninguna aprobada.

SI existe vacuna contra las hepatitis “A” y hepatitis “B”, consulta con tu medico sobre la necesidad o no de aplicártelas.

 

¿EXISTE TRATAMIENTO CONTRA LA HEPATITIS C?
SI, existen tratamientos que combaten la hepatitis C, estos tratamientos deben ser indicados por tu medico Actualmente los tratamientos más efectivos pueden curar la infección hasta en el 95% de las personas, en pocas semanas y con mínimos efectos adversos.

Estos tratamientos llamados Antivirales de Acción Directa (AAD) están compuestos por pastillas sin inyecciones, existen diferentes drogas de este tipo que el médico debe indicar de acuerdo al tipo de infección por virus C que tenga la personas (genotipo, carga viral, fibrósis y estado de salud general). Hasta este año 2016,Argentina y pocos países en el mundo brindan este tratamiento gratuito para su población afectada debido al alto costo de los mismos.Muchos países continúan con terapias que se administraban anteriormente cuya eficacia es del 60% y tiene importantes efectos adversos, ello consisten en una politerapia de 2 o 3 medicamentos para tratar la hepatitis C, llamados interferón pegilado (que se inyecta una vez por semana) y ribavirina (en pastillas dos veces al día), o inhibidor de la proteasa (una pastilla que suele tomarse cada 7 a 9 horas. El objetivo del tratamiento es lograr negativizar la actividad viral y sostener esta negativización en el tiempo.Lograr este estado de salud se denomina ” curación de la infección”.

 

GRUPOS DE AYUDA MUTUA PARA PERSONAS CON HEPATITIS C
Muchas personas con el HCV encuentran difícil enfrentarse a los efectos de vivir con una enfermedad crónica, se sienten aisladas. Los grupos de apoyo mutuo pueden ofrecer un espacio seguro para discutir los aspectos emocionales relacionados con el HCV.

Además, la información que se comparte con personas en situaciones similares puede ayudar a tomar decisiones sobre muchos aspectos que afectan a las personas con el HCV. Es muy recomendable unirse a un grupo de apoyo mientras se sigue tratamiento contra la hepatitis C.

 

¿QUÉ HAGO SI TENGO HEPATITIS C?
El momento de saber nuestro diagnóstico suele ser difícil, sin embargo si nos informamos bien veremos que generalmente la hepatitis C es una enfermedad que merece que nos ocupemos y no que nos preocupemos, es necesario estar bajo la supervisión de un profesional para recibir las indicaciones básicas, así realizaras una vida como hasta el día del diagnostico, con muy pocas limitaciones.

Será tu médico especialista (hepatólogo) quien te guie en la necesidad de análisis, medicación o tratamiento, acude a todas las consultas programadas, y lleva siempre todos los estudios que te han realizado.

Busca el apoyo de quien sea que te haga sentir bien ya que es bueno tener ese apoyo afectivo, también puedes concurrir al grupo de apoyo mutuo referido a hepatitis c que funciona en tu hospital o en tu zona, si no lo hay puedes proponer en el hospital en que te atiendes que comiencen un grupo, Hepatitis C 2000 puede ayudarlos o ayudarte en esto.

Cada persona es un mundo y todos tenemos diferentes necesidades, la hepatitis c puede cambiar algunas situaciones en nuestra vida diaria, pero no debería ser un tema que tape otros aspectos lindos de nuestra vida, muchas veces el miedo o la falta de información nos provocan más inconvenientes que el virus de la hepatitis C.

 

COINFECCIÓN HIV HCV
La coinfección (más de un virus) hepatitis C / HIV* se estará convirtiendo en un creciente problema. Una cantidad muy importante de las personas que viven con HIV tienen también el virus HCV (hepatitis C).

La coinfección HIV HCV según el sector en riesgo, puede estar presente en el 50 % de los casos.

Si vives con HIV debes consultar con tu médico especialista para que indique el estudio para saber si tienes hepatitis C, en caso de tener también hepatitis C (coinfección), no debes dejar de atenderte para tratarla.

Conseguir una mejor calidad de vida depende de esto

*virus inmunodeficiencia humana, es el agente infeccioso determinante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida, SIDA

HEPATITIS C Y BEBIDAS ALCOHÓLICAS
Si tienes hepatitis C no puedes consumir bebidas alcohólicas, el alcohol es potencialmente dañino para nuestro hígado y solo beneficia al virus de la hepatitis C.

La dieta adecuada para una persona con hepatitis C no tiene excesivas restricciones, pero tiene restricción total en el caso del alcohol.

Cambia la bebida alcohólica que bebes habitualmente por otra sin alcohol.

Si tienes inconvenientes con el alcohol y dificultad para poder dejarlo, habla de este tema francamente con tu médico, o en un grupo de ayuda para este tema especifico, con ayuda podrás, no dejes de buscar ayuda.

 

Fuente: www.hepatitis2000.org 

Autor: Redacción | 2018-07-26 03:32:00 | Compartir: