Edición Nro: 2481

Deportes

Perdía 2 a 0 y lo dio vuelta

Pasó Bélgica, con susto

Pasó Bélgica, con susto Bélgica venció a Japón en la última jugada del partido y clasificó a cuartos de final. El equipo de Roberto Martínez ganó por 3-2. Haraguchi e Inui adelantaron a los asiáticos, pero Vertonghen, Fellaini y Chadli revirtieron el marcador para el elenco europeo, que en la próxima ronda jugará ante Brasil.

Bélgica se clasificó a los cuartos de final tras vencer por 3-2 a Japón en la última jugada. Los asiáticos tuvieron una ventaja de dos goles pero no pudieron sostener el resultado y el conjunto de Roberto Martínez logró revertir el marcador para quedarse con el triunfo. En la próxima ronda, los europeos jugarán ante Brasil.

Los antecedentes de ambos equipos hacían pensar que Bélgica saldría decidido a pararse en campo rival, mientras que Japón apostaría a esperar a su rival y a salir de contraataque. Sin embargo, los primeros minutos del partido mostraron lo contrario: los asiáticos tomaron el control de las acciones y se animaron a jugar cerca del área defendida por Thibaut Courtois.

Al conjunto del español Roberto Martínez le costó tomar las riendas del partido, pero cuando lo hizo, fue arrollador. Sobre los 20 minutos, los belgas ya eran los dueños absolutos del partido: con un Eden Hazard lúcido y movedizo por el frente de ataque, sumado a un Romelu Lukaku decidido a pelear en el área a pura potencia, el elenco europeo comenzó a merodear el gol.

 

El golpe llegó en el inicio de la segunda parte. Iban solo dos minutos de juego cuando Genki Haraguchi aprovechó una desatención de la defensa belga y una floja respuesta del arquero Courtois para marcar el 1-0 tras un contraataque veloz.

Bélgica tuvo una reacción inmediata. Tras un centro atrás desde la derecha, Hazard sacó un potentísimo remate que se estrelló en el palo. Los de Martínez iban a pagar cara esa oportunidad de empate desperdiciada.

Sobre los 55m, Japón se fue para adelante y Takashi Inui sacó un remate cruzado de afuera del área, inatajable para Courtois. Fue un 2-0 que se sintió como un cachetazo para los belgas, que no encontraban la forma de recomponerse.

Con más amor propio que ideas y con más ímpetu que fútbol, Bélgica empezó a adelantarse.Lukaku tuvo dos oportunidades: un cabezazo que salió muy cerca y un intento en el que lo cruzó con los justo un defensor en el área. El descuento iba a llegar sobre los 68m, lego de un córner. Japón falló al intentar despejar de su área y la pelota le quedó a Jan Vertonghen, quien sentenció el 2-1 capitalizando que el arquero Eiji Kawashima había quedado a mitad de camino.


Esa conquista levantó al conjunto europeo. Bélgica parecía derrotado y sin ánimo, pero en la voluntad de ir a buscarlo encontró el empate. A los 73m, Marouane Fellaini, que había ingresado desde el banco de suplentes, selló el 2-2.


El arquero Kawashima pareció vestirse de héroe sobre el final con una doble tapada. Primero, ante Nacer Chadli e inmediatamente, ante un cabezazo a quemarropa de Lukaku.

Pero la historia iba a tener un cierre fenomenal, a la altura de lo vibrante que fue todo el encuentro. En tiempo de descuento, Japón tuvo un tiro libre que Courtois logró sacar al córner. Bélgica salió rápido de esa pelota parada y, en una contra fenomenal, Chadli empujó la pelota a la red y sentenció el 3-2. Iban 93 minutos.

 

Autor: redacción | 2018-07-02 20:13:00 | Compartir: