Edición Nro: 2053

Turismo

Casi una isla

Monte Saint-Michel la joya de Normandía

Monte Saint-Michel la joya de Normandía La abadía de Saint Michel ha mutado a lo largo de los años en una cárcel desde la Revolución Francesa hasta 1863. Su atractivo la ha convertido en un punto turístico muy visitado a poca distancia de París.

El Monte Saint-Michel está rodeado de leyendas. La más conocida de ellas es la de que al obispo de Avranches, San Aubert, se le apareció el Arcángel Miguel y le ordenó construir una iglesia en su nombre en la cima de la montaña. Aubert ignoró la visión 2 veces, porque según él era solo un sueño. El arcángel pensaba de forma diferente. Mientras Aubert dormía, le quemó la frente con el dedo haciéndole un agujero y repitió la orden.

Aubert se despertó, sintió el dolor en su cabeza y se dio cuenta de que la visión no era un sueño. Se lo tomó en serio, construyó una iglesia y dedicó el edificio a su ordenante: el Arcángel Miguel. Había nacido el Monte Saint-Michel, y con él un nuevo lugar de peregrinación.

Pero la leyenda fue mutando con los años y pasó a ser una cárcel en la época de napoleón.

El Monte Saint-Michel consta de una calle, la Grande Rue. Transcurre a lo largo de la muralla defensiva y está rodeada de casas medievales en las que solían vivir agricultores y pescadores. Sigue por esta calle y llegarás a 200 metros más arriba al Grand Degré: una escalera con 350 escalones que conduce a la entrada del complejo del monasterio y al jardín adyacente, donde podrás recuperarte de la subida.
 

Autor: Lic. Mirtha Cáffaro | 2018-05-22 15:35:00 | Compartir:

Imágenes

Monte Saint-Michel la joya de Normandía Monte Saint-Michel la joya de Normandía Monte Saint-Michel la joya de Normandía Monte Saint-Michel la joya de Normandía