Edición Nro: 2178

Espectáculos Sección 22 Netflix y mucho más

Las mujeres en "La casa de papel"

Se viene el matriarcado Netflix estrenó la 2ª temporada de "La casa de papel", la serie española que arrasa con la taquilla en la Argentina. Las mujeres interfieren en el plan perfecto del maestro y el amor se despliega en la historia.

“Empieza el matriarcado”, la frase viral de “La casa de papel” en boca de Nairobi resume cómo las mujeres toman la trama en esta segunda temporada. Cada historia da un giro entre el amor y la opresión del encierro.
El pasado desbaratado de los personajes, el presente presionando a cada uno de los atracadores y rehenes, y el futuro, entre la ilusión y la incertidumbre trastocan el plan perfecto del maestro cuando las mujeres se convierten en el factor relevante de cada una de las vidas.

La relación del maestro, en la encarnación de Salva, con Raquel Murillo toma un nuevo giro en la serie e introduce un factor inesperado. El hombre y la mujer, la atracción, la familia. Raquel forma un núcleo eminentemente femenino en su hogar junto a su madre y su hija. Como en la serie nada es lo que parece, los fuertes son vulnerables, los olvidadizos recuerdan las cosas simples de la vida y los niños van a la médula en los temas. La misma Raquel inicia el matriarcado cuando queda a cargo de la negociación y el operativo en lo que se conoce como el atraco más importante de España y tiene en vilo a la sociedad.
Así se introduce el plan Camerún y el papel de conmover a la opinión pública para lograr empatía con los atracadores, no queda en manos de una mujer sino del mismo Berlín que apela a sus dotes actorales para contar su propia historia.
Nairobi, toma el mando en la segunda temporada y así se declara el matriarcado. Ella es el personaje madre que busca reivindicarse ante su hijo. Como todos, quiere cambiar su historia. Nairobi es la sal de la vida, pone en marcha la fábrica de papel, es el nexo entre los atracadores y los rehenes. Organiza, dirige, entusiasma y su voz se hace escuchar. Es protectora y siempre conserva, a pesar de las diferencias el sentido de unidad.
Con su frase “Empieza el matriarcado” el gobierno de las mujeres en su sentido etimológico marca una nueva era. La palabra matriarcado viene de la palabra latina māter, «madre», así como de la palabra griega archein, «gobernar». Un matriarcado es sociedad en la cual las mujeres, especialmente las madres tienen un rol central de liderazgo político, autoridad moral y control de la propiedad y de la custodia de sus hijos.
La historia de Tokio toma un giro también inesperado. La joven que ingresó después de perder a su novio en un asalto, segura, fría, libre, tiene un romance con Río. Si bien cree que al salir nada cambiará, su costado más sensible irrumpe en una serie de experiencias límites. La mujer impulsiva desequilibra siempre la balanza. Su paso trae la muerte como la sentenció Moscú en la primera temporada cuando descubre su relación con Denver. Más tarde comienza su relación con Río y a pesar de su decisión de seguir cada uno su camino, ya no pueden deshacer lo que dicta el corazón. Tokio también encarna un personaje en el delirio de Moscú y allí conoce la historia con la madre de Denver. Una madre que no pudo hacerse cargo de su hijo.
Es Tokio la que lleva la pasión al extremo en las escenas con Río y la que se atreve a desafiar a encontrar la esencia a Alison Parker con un beso.

El personaje de Mónica, la mujer amante que conoce que está embarazada de Arturo la enfrenta con la verdad de una relación que no tiene futuro. Pero, como consecuencia de un tiro que recibe, su secuestrador, Denver, la pone en una situación inesperada y se transforma en Estocolmo. La duda, el dilema entre el amor y la traición cobra un giro inesperado que la lleva a tomar una decisión que marca su nueva personalidad.

Ariadna es la rehén que se transforma en la amante de Berlín en varios sentidos. Se siente ultrajada pero a la vez atraída por el dinero y aterrada por su destino en manos de los secuestradores. Su destino queda sellado al de Berlín y formará parte de la resistencia final.

Alison Parker es la hija de un embajador y es la rehén más importante por su posición destacada. La joven es víctima en varios sentidos, encarna el bulling entre sus compañeras y es humillada por el joven compañero que la seduce y la traiciona convirtiéndola en el centro de las burlas de todos sus compañeros. En medio del caos decide sumarse al matriarcado y deja atrás a la niña insegura, frágil. Termina enfrentándose con Arturo y lo enfrenta con el costado más oscuro del personaje.

Finalmente, Raquel Murillo, la mujer que lleva adelante las negociaciones con el profesor y sigue todos sus juegos en una verdadera partida de ajedrez que la frusta a cada jugada. Siempre está un paso atrás y lo sabe. Por otro lado, conoce a Salva y comienza una relación amorosa en la que involucra a su familia. Abre su corazón y lo coloca en la escena central de la investigación. Como buena policía comienza a atar cabos sueltos y va desandando el laberinto como Ariadna. Se enfrentará con la verdad y también enfrentará un dilema shakespereano. Como Hamlet, deberá decidir entre su propia vida o su mandato; el pasado o el futuro.

La pasión y el amor en sus distintas formas aparecen en las distintas historias que relacionan a los personajes de “La casa de papel” y se encargan de mantener en vilo a los espectadores hasta el final. Los personajes sufrirán transformaciones a partir de la situación límite que enfrentan. Sufrirán pérdidas, se debatirán entre la vida y la muerte, darán paso al amor en sus distintas formas. Solo resta ver la serie para saber quiénes pasarán la prueba. Eso sí, con todas estas mujeres, era imposible que el plan del maestro no se viera alterado.
 

Autor: Lic. Mirtha Cáffaro | 2018-04-09 08:17:00 | Compartir:

Videos