Edición Nro: 173014

El Mundo

Por la crisis

El éxodo venezolano hacia Colombia

El éxodo venezolano hacia Colombia La frontera entre Venezuela y Colombia son aproximadamente 2.200 kilómetros que marcan el pulso entre ambos países. Hoy la crisis venezolana hace que miles huyan de la miseria, la escasez de alimentos y la falta de medicinas, además de la persecución política, que sufren bajo el régimen de Nicolás Maduro.

Colombia debe enfrentar esta ola migratoria y es por ello que el alcalde de la ciudad de Cúcuta pidió declarar una emergencia social al presidente Santos, que este jueves visita la zona.
Santos viajará precisamente este jueves a la frontera entre los dos países para verificar los avances en la gestión de la crisis y procurar la coordinación entre las distintas entidades, que suele ser una de las principales fallas en estas crisis: muchos tratando de hacer algo y todos logrando poco. Tal como avanzó el pasado lunes a gobernadores y alcaldes fronterizos con los que habló, pondrá el énfasis en un plan de atención que cubra especialmente los asuntos de salud (el año pasado se atendieron 24.727 urgencias frente a 1.475 en 2015), educación, atención a menores desprotegidos, mayores y familias en situación de vulnerabilidad. 

En el último año han entrado a Colombia 750.000 venezolanos, de los cuales unos 340.000 permanecen con estatus migratorio irregular, lo que informalmente se denomina como «ilegales». Según el informe de abc, solo en el mes de enero de 2018 entraron en el país 47.095, según los datos oficiales.
La cifra oficial de la autoridad migratoria colombiana indica que, desde 2014, al país han entrado 1.100.000 venezolanos, pero se calcula que al menos otros 900.000 lo hicieron de forma irregular, para una población flotante superior a los dos millones de venezolanos.
Según un informe de Migración Colombia, hay ahora unos 550.000 venezolanos, mientras que datos del Gobierno señalan que, entre agosto de 2017 y enero de 2018, hasta 1,5 millones de venezolanos han solicitado la tarjeta de movilidad fronteriza, un documento que solo permite transitar por zonas limítrofes, visitar a familiares o comprar alimentos y medicinas.

Se estima que uno de cada tres venezolanos que llega se queda en el país. El resto va de paso hacia el sur, camino a Ecuador, Perú y hasta Argentina. Algunos hacen pie temporal y toman un respiro antes de encaminarse al norte, hacia Estados Unidos o, eventualmente, dar el salto a Europa. Pero estos son los menos, pues los venezolanos con recursos para hacer semejante esfuerzo ya hace tiempo que se marcharon de su país.

Colombia deberá decidir cómo actuar ante esta realidad ineludible que afecta la atención sanitaria, la educación y la asistencia. Declarar refugiados a los que ingresan al país conlleva a una serie de medidas que requiere de una evaluación especial. También conlleva a la creación de campos de refugiados y todo lo que ello trae aparejado.

Autor: Redacción | 2018-02-08 11:08:00 | Compartir: