Edición Nro: 2830

Cultura Espectáculos

En el Instituto Cervantes

El Instituto Cervantes ha homenajeado en Madrid al poeta, músico y cantautor argentino Atahualpa Yupanqui (1908-1992), seudónimo de Héctor Roberto Chavero, considerado el más importante creador de música folclórica de Argentina.

Roberto Chavero, hijo del homenajeado y presidente de la Fundación dedicada a su padre, ha depositado in memoriam el legado de Atahualpa Yupanqui —una serie de tarjetas postales y cartas manuscritas— en la Caja de las Letras (número 1466) del IC, acompañado, entre otros, del director de la institución, Juan Manuel Bonet; de la secretaria de la Real Academia Española (RAE), Aurora Egido; del secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), Francisco Javier Pérez; del ministro de Turismo de la República Argentina, Gustavo Santos; del gobernador de Córdoba (Argentina), Juan Schiaretti; y de la presidenta de la Agencia Córdoba Cultura, Nora Esther Bedano.

Estos actos en recuerdo de Yupanqui se enmarcan en la celebración del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que tendrá lugar del 27 al 30 de marzo de 2019 en Córdoba (Argentina).


POETA Y CANTOR

Tal y como ha resaltado Juan Manuel Bonet, «la Caja de las Letras es el corazón y la memoria del Instituto Cervantes». Con el legado de hoy, ha continuado el director del IC, «entran el viento de La Pampa y de los Andes, y la memoria de un poeta y cantor que cultivó el verso y la prosa y expresó mejor que nadie el alma de su tierra».

Roberto Chavero, hijo de Yupanqui, ha descrito a su padre como «un pensador que eligió, para expresar su forma de ver la vida, la copla y el verso. Él —ha añadido— me vinculó con todos los países y las culturas del mundo y me enseñó a respetar las diferentes corrientes de sangre que llevo en mí». Chavero, quien al final del acto ha interpretado unas piezas musicales de su padre, ha afirmado que fue él quien le enseñó a amar las letras y la lengua. Una lengua, la española, tan generosa y universal».


IMPORTANCIA DEL FOLCLORE

Por su parte, la secretaria de la RAE, Aurora Egido, en su intervención durante el homenaje a Yupanqui, ha recordado que el artista argentino, como él mismo decía, «llevaba en su sangre el silencio del mestizo y la tenacidad del vasco». Esa fusión de razas, así como la de los géneros literarios, ha explicado Egido, es siempre tan fructífera.

«Paradigma de la mezcla de lenguas, géneros y música —ha continuado la secretaria de la RAE—, su vida se nos asemeja a la de los antiguos juglares y trovadores, capaces de convertir los temas más elevados y cultos en poesía popular. Esa que representa el folclore de la mejor clase y que ha subyugado a tantas generaciones».

Egido ha narrado después lo que la voz, letras y música de Yupanqui, quien siempre buscó «elevar a lo más alto la canción folclórica», supusieron para «los jóvenes de mi generación». Y ha recordado cuando le escuchó en directo en Jaca en 1975, recital al que, «según las crónicas, asistieron sesenta mil personas».


MÚSICA Y POESÍA

Este recuerdo personal de Egido ha servido «para mostrar que la historia de la poesía y la música son, en definitiva, las de su recepción. La figura de Atahualpa no solo tuvo una gran repercusión en América sino en Europa [...]. Su voz supuso una ventana abierta de libertad y compromiso en tiempos oscuros. Gracias a quien fue considerado el más sincero trovador del mundo, sus letras y su música abrazan las dos orillas del Atlántico llenando de sueños el aire tal y como él quería», ha concluido Aurora Egido.  

Autor: Redacción | 2018-01-20 04:54:00 | Compartir:

Videos