Edición Nro: 2772

Papa Francisco

Visita del Papa a perú

Los pueblos originarios de la Amazonía recibieron a Francisco

Los pueblos originarios de la Amazonía recibieron a Francisco El encuentro con el Papa Francisco con los pueblos de la Amazonía marcó un punto de inflexión en los 500 años de historia entre la iglesia, el poder y los indios.

Los pueblos originarios de la Amazonía dieron la bienvenida al Papa en el coliseo en sus lenguas propias y le agradecieron que viajara a escucharlos.
El colorido de sus trajes, la alegría de sus cantos y danzas, la sencillez del recinto y la riqueza de la naturaleza hicieron de este encuentro un momento vivencial de espíritu y vida.
El tiempo pareció detenerse al compás de las palabras de los representantes de cada pueblo.
El valor de la cultura de los pueblos de la Amazonía peruana con sus lenguas, cantos, danzas, valores, artesanías.
La importancia de las enseñanzas de padres a hijos, el lugar de la mujer en sus tradiciones y cuidados en la crianza.
Le plantearon al Santo Padre cómo la juventud en la Amazonía también pierden los valores. La incidencia de las empresas que explotan la naturaleza agrediendo las fuentes de la tierra y sus riquezas.

Los rostros de hombres, mujeres, jóvenes y niños marcados marcados por el contacto con el aire y el sol mostraban el respeto y la importancia que tiene la visita del Papa. El mundo sigue sus pasos y puede conocer esta tierra mítica de latinoamérica.
El pedido de los pueblos de la Amazonía estuvieron representados. 900 pueblos recibieron en su lengua la Encíclica Laudato si.
Respeto y continuidad de sus tradiciones fueron el tema en común de cada uno de los representantes ante su Santidad.
Cuando llegó el turno de dirigir las palabras, el Papa recordó las enseñanzas de San Francisco
Nombró a cada pueblo como símbolo de la identidad y reconocimiento. Su elección por empezar su visita a Perú en la Amazonía es simbólico porque así visualiza la necesidad de conocer sus palabras y necesidades.
Señaló que pisaba tierra santa. Su presencia marca la importancia de defender la cultura, la vida ante la amenaza de los intereses económicos como el petróleo, el gas, los mono cultivos y más. Cuando estas explotaciones y las políticas no tienen en cuenta la conservación de la selva tiene que alzarse las voces para que juntas sean escuchadas.
Estas problemáticas provocan asfixias al pueblo y a sus habitantes.
Su presencia marca la necesidad de generar espacios de diálogo entre las partes y en los que los pueblos originarios sean esenciales protagonistas para que se proteja la naturaleza.

Las prácticas del buen hacer y del buen vivir son los móviles que llevan a cuidar la casa en común. La defensa de la tierra es la defensa de la vida. Y agregó, "son la memoria viva".
No dejó ningún tema, no solo la violencia sobre la naturaleza, la violencia sobre el individuo, la trata, la esclavitud y cada forma de explotación. No solo en tiempo pasado fueron víctimas del avance del hombre que en nombre de la fe o de cualquier institución poderosa, desde hace 500 años, aún hoy perdura.
Francisco los instó a segur defendiendo los bienes comunes ante el ritmo del consumo del mundo de hoy y la destrucción del hábitat.
La sociedad toda debe asumir el compromiso ante la cultura de los pueblos originarios porque no son piezas de museo sino parte fundamental de la comunidad.
El silencio asusta porque mata. Así pasa con enfermedades y afecciones que afectan a los pueblos de Amazonía. Se necesitan acciones concretas para prevenir estos males y fue más allá refiriéndose a la esterilización de las mujeres para exterminar su presencia.
El pensamiento homogéneo es parte de muchas políticas actuales en el mundo.
Pidió que se escuche a los mayores, portadores de la sabiduría ancestral. La educación y la escuela de los pueblos originarios debe ser parte de la política del estado para conservar las tradiciones y las lenguas propias. Convocó a los obispos a trabajar en favor de estas acciones.
Todas las manifestaciones artísticas, su literatura, su música, su pintura son parte de la historia y ahora es el momento de que sean escuchados y valorados. La historia hasta ahora la escribieron otros pero es el momento de que ellos mismos cuenten su vida.
El Papa convocó al Sínodo del 2019 y este encuentro es la primera cita en esa agenda.
La importancia de las misiones de la iglesia en estos años, hoy cobra nuevo significado.
Al finalizar, el Papa saludó en quechua "tinkunakama quechua", hasta pronto.
Los representantes de los pueblos amazónicos entregaron regalos, artesanías y productos de la tierra.
El Papa se mostró feliz ante el encuentro. Escuchó con atención y su sonrisa acompañó cada acción. Un verdadero encuentro multicultural, la iglesia, los indios americanos, un pasado, un presente y un puente hacia el futuro.
 

Autor: Lic. Mirtha Cáffaro | 2018-01-19 15:58:00 | Compartir: