Edición Nro: 2516

Cultura

De las fichas a la biblioteca digital

24 de octubre Día de la Biblioteca

24 de octubre Día de la Biblioteca La conmemoración del Día de la Biblioteca destaca la importancia de la lectura y la labor desarrollada por los bibliotecarios en el ocio, cultura, entretenimiento, formación o estudio de todos los usuarios a los que sirven.

La propuesta surgió en 1997 de la mano de la Asociación Española de Amigos del Libro Infantil y Juvenil, rememorando la destrucción de la Biblioteca de Sarajevo, incendiada el 1992 durante la guerra en Los Balcanes.
Con la celebración de este día se quiere concienciar a nuestra sociedad de la importancia de la lectura, especialmente entre los niños y jóvenes, y agradecer y potenciar la extraordinaria labor de los profesionales de las bibliotecas, difundiendo la existencia de un servicio público de proximidad e inclusivo que contribuye eficazmente a facilitar una vía de acceso al conocimiento a todos los ciudadanos. Se busca, por tanto, destacar el papel de la biblioteca como un espacio público del conocimiento, libre y gratuito, que se hace aún más necesario dentro del nuevo entorno digital, además de trabajar y contribuir a reducir las desigualdades sociales.

La biblioteca es un espacio abierto y vivo que sirve de intercambio en la comunidad, donde los ciudadanos pueden acudir para satisfacer no sólo necesidades de conocimiento y formación sino también de ocio, de integración y de diversidad cultural compartida y creativa. Precisamente por esto último es muy interesante la puesta a disposición de los usuarios de espacios para la creación donde puedan dar rienda suelta a sus necesidades creativas e imaginativas. Además, ahora nos encontramos en un momento en el cual deben convivir tanto lo físico y lo digital, y el bibliotecario es el auténtico motor de la biblioteca, el que dinamiza y pone en marcha a la biblioteca y actúa como conector entre las necesidades de los usuarios y los servicios que ofrece.

Por todo ello se observa que las bibliotecas no son sólo sólo lugares de consulta, lectura y estudio que contribuyen a las actividades de entretenimiento, formación y aprendizaje permanente, así como a la promoción de la lectura y la escritura, sino que son espacios que facilitan la comunicación y la interrelación social, favoreciendo la convivencia, el encuentro y el intercambio cultural y social, ofreciendo un amplio abanico de actividades en sus programaciones.

La biblioteca tradicional, representada por grandes edificios, interminables pasillos repletos de anaqueles con publicaciones impresas, y catálogos de fichas, se ha quedado sin espacio físico para albergar la explosión de la información producida en este siglo. Y al igual que el siglo XX agoniza, y como éste tiene que dar paso al nuevo milenio y al nuevo orden mundial, la sociedad de la información, la biblioteca tradicional tiene que dar paso a la biblioteca virtual, reservorio de datos que se define como el conducto tecnológico que permite llevar los contenidos enriquecidos con sonido e imagen en movimiento, ocupando solo el espacio del computador.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la biblioteca virtual proporciona información e ideas que son fundamentales para desenvolverse con éxito en la sociedad basada en la información y el conocimiento, y ofrece los datos más resumidos y en muchos casos motiva a utilizarlos tal cual se presentan.

 

Autor: Redacción | 2017-10-24 08:32:00 | Compartir:

Imágenes

24 de octubre Día de la Biblioteca