Edición Nro: 52525

Cultura

Premio Nobel de Literatura

La obra de Kazuo Ishiguro

La obra de Kazuo Ishiguro La Academia Sueca informó que concedió el premio a Ishiguro porque "en novelas de una gran fuerza emocional, ha descubierto el abismo que hay debajo de nuestra ilusoria sensación de conexión con el mundo".

 

"Los restos del día" (Anagrama, 1989)

Las tres obras imprescindibles del Nobel de Literatura
 

Este es el título que consagró al escritor como uno de los grandes nombres del panorama literario europeo. La trama, ambientada en la Inglaterra de 1956, gira alrededor del viaje que emprende por primera vez en su vida el que ha sido mayordomo de Lord Darlington. Ahora la propiedad del noble está en manos de un norteamericano y este le ofrece su coche al protagonista para que disfrute de unas vacaciones. Jornada a jornada, Ishiguro desplegará ante el lector una novela perfecta de luces y claroscuros, de máscaras que apenas se deslizan para desvelar una realidad mucho más amarga que los amables paisajes que el mayordomo deja atrás.

 

 

 

 

 

"Nunca me abandones" (Anagrama, 2005)

Las tres obras imprescindibles del Nobel de Literatura
 

Con una adaptación cinematográfica que dirigió Mark Romanek en 2010, esta es otra de las grandes historias contadas por el novelista británico por la que, además, fue nominado al premio Booker en el año 2005. Se trata de una ficción distópica que narra el proceso de desarrollo y aprendizaje de una niña, Kathy H., internada en un centro en Inglaterra. En este centro llamado Halisham el lector irá descubriendo que allí todo es una re-presentación donde los jóvenes no saben que lo son, y tampoco saben que no son más que el secreto terrible de la buena salud de una sociedad.

 

 

 

 

 

"El gigante enterrado" (Anagrama, 2016)

 
Las tres obras imprescindibles del Nobel de Literatura
 

Esta es la  última novela que ha publicado el autor británico hasta la fecha. También está ambientada en Inglaterra, aunque en esta ocasión la acción se traslada a la Edad Media, donde Ishiguro construye una bella narración en la que indaga sobre temas como la memoria, el olvido, los fantasmas del pasado y la sangre y la traición que normalmente conlleva la forja de las patrias. Aunque el ambiente del libro nos traslada a un pasado remoto, el autor trata en él los eternos temas y dilemas que inquietan a los seres humanos.

Autor: Redacción | 2017-10-08 07:36:00 | Compartir: