Edición Nro: 55041

Policiales

La sociedad muestra su cara violenta

Inseguridad y justicia por mano propia

Inseguridad y justicia por mano propia Dos delincuentes mataron a un chiquito de 3 años que iba con su papá a comprar pizza. Los ladrones les robaron algo más de $200 pesos y el celular y, cuando huían, dispararon el tiro mortal. Un caso que parece la gota que rebalsa el vaso.

“Hoy fue Agustín, mañana podés ser vos. No faltes”, rezaba la convocatoria para que todos los vecinos se junten en la plaza del barrio de Villa Centenario, en Lomas de Zamora.
La bronca del barrio se hizo oír: “Justicia, justicia, justicia”. Pero también decían otra palabra que simbolizaba el hartazgo: “Basta!!!”. Y la indignación se transformó en piedras y fuego: incendiaron una casa allanada esta madrugada en el marco del crimen.

Todo comenzó a las 18, frente a la Escuela N°76, ubicada en Timoteo Gordillo y Luis Siciliano, en Villa Centenario. Los que marcharon, unos 500 vecinos, son las mismas personas que vieron crecer a Agustín Bustamante, quien ayer recibió un tiro por la espalda. Su papá reconoció ayer al único aprehendido que tiene la causa como el autor material del homicidio: tiene 16 años.

“Hace mucho años que vivimos en el barrio y los chicos no pueden hacer un mandado, no pueden ir a la librería, no los podemos dejar solos, tenemos que tomar serias medidas de seguridad: entran por los fondos y los jardines. Esto lo sabe la Policía pero, no sé si no dan abasto, pero no alcanzan con sus herramientas para salvarnos”, contó una vecina en diálogo con TN que denunció que ve poca seguridad y muchas motos y dijo: “Sentimos que es una zona liberada; nos roban a cualquier hora, nos ponemos de acuerdo para cortar el pasto, tenemos botones antipánico, grupos de WhatsApp, pero no alcanza”.

Otra mujer que se acercó a la plaza frente a la Escuela N°76 dijo ante la prensa: “Tenemos miedo hasta de nuestra sombra, vivimos asustados… Cómo puede ser que haya un patrullero para 20 cuadras”. Otra, señaló: “Sabemos quiénes son los chicos que nos roban en la puerta del colegio. Pasan, se ríen y nos miran”.

Una vecina muy emocionada por el crimen de Agustín pidió ante las cámaras: “No nos dejen solos por favor”. De fondo, los aplausos y el grito de Justicia comenzaban a crecer.

Fue el testimonio de un hombre el que hizo incrementar aún más el clamor de la gente. “Nos roban por todos lados, nos pegan tiros, nos apuñalan, nos matan a los chicos, a la mujeres…”, comenzó su descarga, muy enojado, y siguió: “Esto no da para más, después uno reacciona y va en cana. Un chico de 3 años por 100 pesos!!!!!! Que no salga más (por el menor aprehendido), no lo quiero más en mi sociedad!!!!!!”.

Una hora más tarde del inicio de la marcha, un grupo de 150 a 200 vecinos se trasladó hacia la avenida 12 de Octubre al 1400, a unas cinco cuadras de donde se convocó la movilización, a una casa vacía que esta madrugada había sido allanada por la Policía en el marco de la investigación.

La bronca, indignación y furia por el crimen de Agustín y también por la ola de inseguridad que denuncian en el barrio se transformó en piedras. Luego, prendieron fuego la propiedad ante la mirada de los policías que estaban en dos patrulleros apostados en una esquina. Luego, llegaron unos 50 integrantes del UTOI (Unidad Táctica de Operaciones Inmediata) de la Bonaerense y algo de calma. Unos 50 minutos más tarde aparecieron los bomberos para apagar el fuego y los vecinos se dispersaron.

Todo comenzó anoche, antes de las 21, Martín Bustamante (28) y su hijo Agustín (3) iban rumbo a una pizzería a comprar la cena. Los ladrones salieron de atrás de un árbol sobre la calle Mayor Olivero al 1300 de Villa Centenario y amenazaron al papá. “Me robaron, me sacaron la plata y cuando se van, uno se da vuelta y me tiran. El que tenía el arma se sonrió. Me quisieron apuntar a mí, con tanta mala suerte que le pegaron a mi hijo”, contó entre lágrimas el padre del chiquito esta mañana.

Por el crimen de Agustín, horas después, la Policía aprehendió a un adolescente de 16 años que caminaba a unas tres cuadras del lugar donde ocurrió el homicidio. Los investigadores dieron con él porque varios vecinos aportaron datos sobre un grupo de jóvenes que se junta todas las noches en esa zona y que viven en unos monoblocks ubicados a pocas cuadras de allí.

Ayer se realizó la rueda de reconocimiento de la que participó el papá de Agustín y señaló al chico aprehendido como el autor material del crimen, informaron las fuentes. Ahora buscan a su cómplice: sería el hermano menor del detenido, de 14 años. 

Autor: Redacción | 2017-06-09 16:46:00 | Compartir: