Edición Nro: 55041

La Ciudad Policiales

Desgarro e indignación

La mamá de Lucía Bernaola dio un testimonio desgarrador a un día de la tragedia en la que murió su hija. "Tuve que velar a mi hija a cajón cerrado, el asesino la desfiguró".

"El conductor es un asesino", manifestó desgarrada la mamá de Lucía Bernaola, la adolescente de 14 años que murió tras ser atropellada por Federico Sasso, el joven de 19 años que circulaba alcoholizado por Cabo Corrientes.

Verónica, madre de la víctima le habló directamente a Sasso: "La tuve que velar a cajón cerrado porque me la desfiguraste. Sos un cagón, Federico, te quisiste escapar. Los amigos de mi hija te tuvieron que sacar la llave del auto. Me hiciste lo peor, no me llames porque no te voy a atender".

"Salió a matar y le tocó a mi hija. Menos mal que los otros chicos saltaron, porque sino hubiese hecho una masacre", consideró y pidió: "Que alguien haga algo, por favor les pido".

A su vez, afirmó que ningún funcionario se comunicó con ella: "¿Vos te pensás que a mí me llamó alguien, el intendente?", ironizó. "Esto no es un accidente normal, a mí me la mató este asesino", remarcó.
Por otro lado, el joven, Nicolás Iglesias que estaba junto a sus amigos, también sufrió un golpe que lo tiró a metros del paredón de la costa y quedó inconsciente.
Sus amigos le contaron que tras el accidente, el conductor Federico Sasso se reía y se agarraba la cabeza. Se quiso dar a la fuga pero los jóvenes lo retuvieron hasta que llegó la policía. En el auto venían dos jóvenes más que se dieron a la fuga.
Lucía quedó atrapada entre el auto y el paredón.
Tanto el grupo de Lucía como el grupo de amigos de NIcolás estaban paseando por la costa y no vieron venir el auto.
Nicolás afirmó que uno de los jóvenes internado tiene la columna rota y solo quiere que se haga justicia. 

Autor: Redacción | 2017-06-06 06:59:00 | Compartir:

Videos