Edición Nro: 107976

Papa Francisco

Francisco en Fátima

María es madre, una protección que nos cubre

María es madre, una protección que nos cubre “Fátima es un manto del luz que nos cubre”, dijo el Santo Padre e invitó a que “con la protección de María, seamos en el mundo centinelas que sepan contemplar el verdadero rostro de Jesús Salvador”, que brilla en la Pascua, y descubramos de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, fiel, pobre de medios y rica de amor”.

Francisco celebró on una misa en el atrio del Santuario de Nuestra Señora de Fátima, en Portugal, el 13 de mayo, día en el que se cumple el centenario de la primera de las apariciones de la Virgen María a los tres pastorcitos, la anonización de dos de ellos: Jacinta y Francisco. 

“Con la autoridad de la Iglesia, de Pedro Pablo y nuestra”, dijo el Pontífice, “declaramos y definimos santos, los beatos Francisco Marto y Jacinta Marto y los inscribimos en el catálogo de los santos”. Con estas palabras el santo padre Francisco los declaró santos, no por haber visto a la Virgen, sino por haber dado testimonio de la fe, incluso cuando el alcalde les amenazó de muerte.

Durante la petición, el Prelado estuvo acompañado por la postuladora de la causa, la religiosa Angela Coelho. Luego leyó una breve biografía de los dos pequeños hermanos que en 1917, junto con su prima Lucía –actualmente Sierva de Dios–, fueron testigos de las seis apariciones de la Virgen María en esta localidad portuguesa.

Tras el agradecimiento de Mons. Dos Santos Marto, y el aplauso de los miles de fieles, se inició la liturgia de la palabra.

Mientras el coro cantaba el Veni Creator Spiritus, desde la basílica del Rosario el cortejo entró hasta el altar puesto delante de la explanada, donde unas 500 mil personas esperaban este momento histórico de la canonización y santa misa.

Antes de iniciarse la Misa, la imagen de la Virgen de Fátima entró en procesión transportada por los cadetes de la Academia Militar.

Asimismo, ingresaron las dos lámparas que contienen las reliquias de Francisco y Jacinta, transportadas por la postuladora, la hermana Angela Coelho, y por el consultor de la postulación, Pedro Valinho; acompañados de unos 20 niños y adolescentes de entre 9 y 16 años.

La imagen de la Virgen y las reliquias fueron ubicados a la derecha del altar. La Eucaristía es concelebrada por 8 cardenales, y 73 obispos y arzobispos.

Autor: Redacción | 2017-05-13 17:33:00 | Compartir:

Imágenes

María es madre, una protección que nos cubre María es madre, una protección que nos cubre