Edición Nro: 90092

El Mundo

Ahora y aquí

Para EEUU, la violencia contra las mujeres es uno de los problemas más graves de la Argentina

Para EEUU, la violencia contra las mujeres es uno de los problemas más graves de la Argentina Justo en este período del gobierno de Trump salió el informe anual del Departamento de Estado, que señaló la falta de capacitación para proteger a las víctimas y una “insuficiente respuesta judicial para frenar la violencia doméstica”

El Departamento de Estado norteamericano acaba de dar a conocer su tradicional Informe global sobre Derechos Humanos. El reporte, esta vez, apunta directamente a las distintas formas de violencia contra las mujeres como uno de los principales problemas de Derechos Humanos en nuestro país. Señala, específicamente, la falta de capacitación de policías y jueces para proteger a las víctimas y la "insuficiente respuesta judicial para frenar la violencia doméstica". Además, pone el ojo en uno de los reclamos más fuertes del "Paro internacional de mujeres" que se hará el miércoles al menos en 48 países: la desigualdad salarial.

En el capítulo sobre Argentina, el informe identifica a la corrupción, a la tortura policial y a la violencia contra las mujeres como los tres problemas principales del país. Resalta que, según los reportes remitidos por las organizaciones que defienden los derechos de las mujeres en Argentina, "las actitudes de la Policía, hospitales y de la Justicia hacia las sobrevivientes de violencia sexual muchas veces las revictimizan". Y destaca que las organizaciones reclaman por "la falta de interés" en entrenar a estas instituciones para proteger a las sobrevivientes y en reforzar las medidas contra los agresores.

La consecuencia de esa falta de capacitación es evidente: "Muchas violaciones no fueron denunciadas por el temor a sufrir más violencia, represalias y estigma social". Además, redunda en la desprotección que sufren las víctimas en el momento de riesgo máximo (después de que el agresor se entera de que fue denunciado). Y señala que a pesar de que las sobrevivientes de la violencia doméstica pueden pedir medidas de restricción y prohibición de acercamiento para sus agresores, "la falta de control policial muchas veces conduce a la desprotección de las víctimas". Esto es, una mujer puede haber accedido a un botón antipánico pero si la Policía no llega cuando lo acciona, la medida no sirve y puede, como ha ocurrido, terminar en un femicidio. 

Autor: redacción | 2017-03-04 21:44:00 | Compartir: