Edición Nro: 3032

Espect√°culos

Con el apoyo del p√ļblico argentino, camino al Oscar

El ciudadano ilustre bucea en el ser argentino El ciudadano ilustre es una película de comedia dramática argentina estrenada en 2016. Ddirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn, con guion de Andrés Duprat y protagonizada por Oscar Martínez. El ciudadano ilustre pone en escena varios debates vivos en la Argentina y en el mundo. La literatura y su definición como arte. Los hilos que mueven las conductas de los seres humanos.

 El ciudadano ilustre es una película de comedia dramática argentina estrenada en 2016. Ddirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn, con guion de Andrés Duprat y protagonizada por Oscar Martínez.
La película se presentó por primera vez en la sección oficial de la 73ª edición del Festival de Venecia, donde Oscar Martínez ganó la Copa Volpi al mejor actor. Fue seleccionada para representar a Argentina en la categoría de Mejor película de habla no inglesa de la 89.ª edición de los Premios Óscar.
Con esta presentación nos adentramos a la locación de Salas, la fuente de las creaciones literarias de Daniel Mantovani, su musa inspiradora.
El ciudadano ilustre es la historia de un escritor argentino, Premio Nobel de Literatura, que hace cuarenta años abandonó su pueblo y partió hacia Europa, donde triunfó escribiendo sobre su localidad natal y sus personajes. En el pico de su carrera, el alcalde de ese pueblo donde nació le invita para nombrarle "Ciudadano Ilustre" del mismo, y él decide cancelar su apretada agenda y aceptar la invitación.
El ciudadano ilustre pone en escena varios debates vivos en la Argentina y en el mundo. La literatura y su definición como arte. Los hilos que mueven las conductas de los seres humanos.
La presencia de Jorge Luis Borges no se da solo en la mención del Premio Nobel que no le ha sido otorgado sino que impregna el sentido del film en lo más profundo de sus lecturas, la identidad. El reconoceré en el oro uno ismo. Pero, en este caso, Antonio, “su amigo de la infancia”, no lo reconoce, al final, como “su amigo”. La presencia de Cruz peleando junto a Martín Fierro se ve trastocada por los hechos de Salas.
La localidad de Salas, también tiene esa indefinición borgeana, se trata de una localidad cualquiera de la Provincia de Buenos Aires. Vida pueblerina que trasporta a otro autor seguidor de Borges, Osvaldo Soriano, quien ha podido mostrar la dicotomía de civilización y barbarie que atraviesa la Argentina.
Pero esta película, con personaje literario en el centro, logra entretener con los sucesos que le acontecen a Daniel Mantovani en su regreso a su pueblo natal. Como él mismo declara, toda una vida huyendo de Salas, para dar, tras 30 años, con el título de ciudadano ilustre y con las miserias de toda una sociedad.
La hipocresía se plantea desde la primera escena. Las acusaciones del nuevo Nobel en su “discurso de agradecimiento” ante la Academia sueca muestra el lado oscuro del personaje. Desaliñado, vestido fuera del protocolo, irreverente, plantea el fin del proceso creativo como corolario del máximo galardón de las letras.
¿Qué es el arte? ¿Cuál es la misión del artista? Si los hay grandes debates, he aquí dos de ellos. El planteo del arte como observación crítica de la realidad, independiente de los cánones literarios y de las ideologías imperantes políticas se manifiesta en esta introducción de la obra cinematográfica.
El artista como creador de una ficción hecha de fragmentos de realidad y ficción coloca a la reelaboración de los grandes temas en el centro de los talentos literarios.
Pero el mismo Mantovani afirma que el artista provoca al lector- espectador, lo despierta del letargo de la vida cotidiana para enfrentarlo con una nueva mirada.
En la película el artista vuelve a sus orígenes y se nutre nuevamente de las historias cotidianas y, así, esos pueblos y seres olvidados, como, Macondo y sus personajes para García Márquez, cobran vida universal. Todos, allí, conocen su nombres reales, sus historias míseras de traiciones, amores y odios, pero ya no importa. Lo que queda es la historia literaria y más la consagrada.
La película tiene todo, un balance entre comedia, humor e ironía, perfiles psicológicos y todo ello se traduce en actuación. Sin dudas, el protagónico de Oscar Martínez es consagratorio, no porque se descubran sus habilidades de actor. Esas ya fueron puestas en escena, también durante décadas, y fueron reconocidas por el público, por sus pares y por los premios recibidos.
El personaje logra mantener esa duda razonable que lo deja siempre en el límite entre un intelectual irremediable, un cobarde que se esconde tras sus máscaras de artífice de historias y un hombre en busca de su ser y sus afectos.
Como en la vida misma, lo que no se construye paso a paso, con los sinsabores del paso del tiempo, los desencuentros, los silencios, las despedidas y el amor del que perdura a tu lado, lo que queda es solo ficción. Será por un poco de cada cosa, el personaje no se deja querer sin más. Siempre lo rodea una aureola de rechazo. ¿Será otro artista incomprendido?
Los demás personajes tampoco convencen ciento por ciento. Porque son tan reales, tan comunes como nosotros mismos y quedan arrollados por su propia humanidad.
Miedos, mezquindades, envidias, desasosiego, conformismo, una línea delgada de humanidad entre civilización y barbarie. Y me abstengo de poner ejemplos porque lo dejo ara los espectadores, para aquellos que quieran bucear en interpretación y reflexiones.
Elenco
• Oscar Martínez como Daniel Mantovani.
• Dady Brieva como Antonio.
• Andrea Frigerio como Irene.
• Belén Chavanne como Julia.
• Nicolás De Tracy como Roque
• Nora Navas como Nuria.
• Marcelo D´Andrea como Florencio Romero.
• Iván Steinhardt como Detractor.
• Manuel Vicente como Intendente.

Autor: Lic. Mirtha C√°ffaro | 2016-11-14 19:51:00 | Compartir:

Imágenes

El ciudadano ilustre bucea en el ser argentino

Videos