Edición Nro: 2824

El Paí­s Papa Francisco

En la Plaza San Pedro

En el Vaticano por la beatificación del Cura Brochero, el Gobernador expresó la importancia de este acto que resalta la figura del cura gaucho, hoy San Brochero, modelo a imitar y figura inspiradora para todos.

El gobernador Juan Schiaretti, de vieje en Roma para participar de la beatificación del Cura Brochero, le bajó el tono a la tensión con el radicalismo por los fondos coparticipables y descartó tener enfrentamientos con el intendente Ramón Mestre.
"No tengo ningún roce con Mestre ni con ningún intendente. Lo que siempre hago es tratar de ayudar a todos. Yo no debo juzgar la acción de los intendentes, para eso están los vecinos. Mi misión es ayudar a todos", afirmó el mandatario desde el Vaticano.
"Yo busco siempre que haya diálogo, concordia, y estoy para ayudar a los intendentes", remarcó.
También aclaró por qué Mestre no viajó como parte de la comitiva oficial: "De acuerdo al protocolo del Vaticano sólo podían ser como máximo 10 personas, y se imaginan que todos los intendentes querían formar parte. La decisión que tomé fue que se sumaran los intendentes del lugar donde nació Brochero y donde se desarrolló", explicó Schiaretti.
"El doctor Mestre vino por su medio, estuvo conmigo y yo di instrucciones de que se lo suba a la comitiva y que participe de todas las cosas de la comitiva, lo mismo que al senador Caserio y al legislador González", añadió.
Sobre la beatificación, se mostró emocionado: "Nuestra fe cristiana mueve montañas. Había gente que nunca había viajado en avión y se vino acá a Roma a ver la santificación de nuestro cura gaucho, así que la verdad es una gran emoción y mañana va a ser un día histórico". 

Autor: Redacción | 2016-10-16 18:17:00 | Compartir:

Videos