Edición Nro: 2773

El Paí­s Ciencias

La identidad a los ex combatientes sepultados en Malvinas

Proyecto ADN

Proyecto ADN Julio Aro, ex combatiente de la guerra de Malvinas y autor del "Proyecto ADN", cree que la misión técnica de la Cruz roja para avanzar en la identificación de soldados sepultados en el cementerio argentino de Darwin es una deuda pendiente.

Las placas que en el cementerio de Darwin dicen "Soldado argentino solo conocido por Dios". 

La fundación No me olvides se fundamenta en la idea de recuperar la identidad de los ex combatientes sepultados como NN en Malvinas. El Proyecto ADN inició un camino de adhesiones. Cuenta el marplatense Julio Aro, "Y así se concretó nuestro primer acercamiento a la periodista Gabriela Cociffi, quien se comprometió de lleno en esta causa y en 2012 le hizo llegar el propósito al músico Roger Waters, quien se interesó en el tema debido a sus convicciones antibelicistas, y en su visita al país para brindar una serie de recitales, se entrevistó con la presidenta Cristina Fernández y le comentó sobre nuestro Proyecto ADN y le acercó una carpeta con todos los datos recogidos hasta el momento por la Fundación No me olvides."

En 2013 se lograron las muestras de los familiares para sustentar el proyecto ADN. Se trata de 169 muestras de sangre para cotejar el ADN de los progenitores con el de los cuerpos enterrados sin identificar. Este trabajo fue posible por la tarea mancomunada del Equipo Argentino de Antropología Forense, los ministerios de Justicia y Desarrollo Social y la Cruz Roja.

Hace pocos días la cancillería anunció que una delegación de la Cruz Roja fue autorizada por los gobiernos argentino y británico para llevar a cabo tareas técnicas de evaluación entre el 26 de junio y el 5 de julio y definir cómo será el procedimiento para la identificación de los argentinos enterrados hace 34 años en el cementerio de Darwin. Solo me queda agradecer a las madres, padres y hermanos que confiaron en mi palabra cuando fui a verlos para contarles esta iniciativa, sin su fe y apoyo nada hubiese sido posible. Cuando algunos de ellos me dicen que ahora soy también hijo suyo, o me piden que si ellos no están en condiciones de hacerlo, sea yo mismo el que ponga la lápida con el nombre de sus hijos en Malvinas, la emoción y las lágrimas son incontenibles. ¿Cómo voy a fallarles? Esperamos que estos próximos pasos sean el comienzo del camino definitivo para que cada hombre enterrado en Darwin tenga la placa con su nombre, con todo lo que eso significa.
 

Autor: Redacción | 2016-06-28 20:11:00 | Compartir: