Edición Nro: 2779

Cultura

En la 42ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires

1000 personas escuchan a Vargas Llosa

1000 personas escuchan a Vargas Llosa Mario Vargas Llosa llegó a la Feria del Libro de Buenos Aires junto a su novia Isabel Preysler, sentada entre el público, frente a él para hablar sobre su nueva novela, “Cinco esquinas”, en un diálogo con Jorge Fernández Díaz.

Con aspecto renovado, cordial, distendido, la charla se inició como si ya estuviese a la mitad, sin preámbulos, el tema fue directo a la política.
Ante más de 1000 personas que no solo colmaron la Sala Jorge L. Borges sino que ocuparon el predio al aire libre, a pesar del frío, para seguir por la pantalla gigante, las palabras del Premio Nobel peruano.
Vargas Llosa señaló que "en absoluto" ese thriller sociopolítico y erótico "es un ajuste de cuentas", hacia el político que lo venció en segunda vuelta en los comicios peruano presidenciales de 1990, aunque aseveró que Alberto "Fujimori le hizo un gran daño al Perú".

"A los dos años de ganar dio golpe de Estado, el peor delito que un político puede hacer, que es aprovechar la democracia para destruirla con una dictadura corrupta y sanguinaria. Recordar eso a los peruanos no es malo cuando una hija del dictador tiene muchas posibilidades de llegar al poder por un proceso electoral limpio", dijo sobre el libro que es un bestseller mundial.

"Una de las cosas que descubrí siendo candidato es que no tenía ninguna vocación política", señaló con ironía el escritor de 80 años, quien visita el país en el marco de la gira la novela publicada por Random House, donde vuelve sobre una Lima oprimida por el yugo dictatorial.
Pasaron los años y para él casi no se nota, en su última visita a Buenos Aires en 2011, su presencia se convirtió en el objetivo de los integrantes de La cámpora que salieron al enfrentamiento para fustigar las críticas que el escritor hizo siempre del gobierno de Cristina Kirchner. Es conocido su argumento sobre los populismos y a ellos se refirió en la entrevista.
En la presentación, Jorge Fernández Díaz se refirió al momento más feliz de Vargas Llosa, y no es el anuncio del Premio Nobel sino una anécdota que incluye a su agente literaria y amiga, Carmen Balcells, cuando le mostró la carta del editor Antoine Gallimard en la que anunciaban que lo incluirían en la Colección La Pléiade.
Vargas Llosa confirmó el hecho pero aseguró que hoy en día vive el mejor momento de su vida.
La presentación de su nueva novela “Cinco esquinas”, “un thriller que supera el cliché de revelar el misterio de la muerte. Lo más importante es la pintura de la sociedad y su búsqueda de nuevos caminos.
El fenómeno del periodismo amarillo atraviesa la obra como tema sociocultural que pinta de lleno la sociedad de hoy. Se trata de una cultura frívola que adormece y aletarga, no promueve la actitud crítica que genera los cambios necesarios en la sociedad. Este periodismo amarillo busca alegrar, divertir, transgredir la privacidad. Otrora era marginal hoy cobró un lugar privilegiado porque es lo que la gente quiere consumir. Se trata de un público creciente.”

Llegó el turno de la referencia personal y la persecución que hacen los paparazzis sobre su persona. Pero hay que distinguir entre la prensa amarilla y la prensa rosa, del corazón.

Conversación en la catedral fue la novela más trabajosa y la que más canas le sacó. La conversación es la columna vertebral de la obra y le costó mucho encontrar ese formato.
El trabajo como escritor es disciplinado, los fines de semana los deja para los artículos. La actualidad queda plasmada en ellos. Es un contacto con la historia, con la realidad. Y hablando de realidad no se puede eludir la mención a sus dichos sobrado Donald Trump, un payaso político que ha llegado a una parte de la sociedad norteamericana con demagogia pero la sociedad americana tiene sus resortes aceitados y lo expone permanentemente.
El populismo crece en todos los países porque ninguno está vacunado contra el populismo. Un ejemplo es Noruega, modelo de organización social, de administración democrática. En América latina el populismo permite ser optimista, las dictaduras militares han desaparecido. Cuba queda en el camino de resolverlo. En argentina se está saliendo del populismo con medidas de alto impacto social pero es optimista con este gobierno. “Es un momento esperanzador”.
Con respecto al Papa Francisco, señaló que es una figura simpática con gestos de cercanía y de cambios pero gestos reales todavía no hay, la maquinaria de la iglesia es lenta y cerrada. Su impresión es positiva.

Cuáles son los países que prosperan, dio pie el entrevistador.
Los países con oportunidades, sin discriminación, con libertades de elección de identidad. Esos son los verdaderos países democráticos, pero los que se enraízan en el estatismo, generan estancamiento, empobrecimiento y una gran corrupción. Un ejemplo de ello es Brasil.
La economía de mercado funciona si se aplica bien pero el tema de la corrupción corrompe.
Latinoamérica y Argentina
Argentina fue un país del primer mundo que acabó con el analfabetismo y se convirtió en una potencia económica pero políticas erradas destruyeron esa argentina. El paraíso no es de este mundo pero la democracia sí puede crear condiciones de una vida mejor.
Y llegó el momento de hablar de su cumpleaños número 80. “80 años no son nada” y agregó, “no pasó nada fue lo mismo que los 70 o 78”.
Para cerrar aseguró que “Seguir vivo hasta el final es lo más importante.
La muerte es un mero accidente en una vida plena.”
 

Autor: Lic. Mirtha Cáffaro | 2016-05-08 06:39:00 | Compartir: