Edición Nro: 2572

Cultura El Mundo

Las bombas dejan paso a los violines

Bajo la dirección del ruso Valeri Guérguiev, la música clásica hará resonar las ruinas de la histórica ciudad de Palmira, destruida por los extremistas del Estado Islámico.

El director ruso Valeri Guérguiev ofrecerá un concierto histórico en el teatro romano de la emblemática ciudad siria de Palmira, devastada por los terroristas del Estado Islámico.

El maestro estará acompañado por la orquesta sinfónica del teatro Mariinski de San Petersburgo. 

Palmira, una ciudad siria de importancia histórica y simbólica, fue invadida por los yihadistas del Estado Islámico en mayo de 2015. Antes de salir de la ciudad, el Ejército sirio había evacuado a la mayoría de sus habitantes y había salvaguardado varios objetos históricos del Museo Central de Palmira.

Sin embargo, durante estos meses los terroristas han destruido varios templos catalogados como patrimonio de la humanidad por la Unesco y han saqueado reliquias de miles de años de antigüedad.

A finales de agosto, los terroristas decapitaron a uno de los principales arqueólogos de la antigua ciudad siria y volaron el antiguo templo de Baal Shamin, dios semítico de las tormentas, las lluvias y la fertilidad, construido en el año 17 d.C. en Palmira. La destrucción de ese templo fue una dolorosa pérdida para el mundo.

Unos días después, llegó la noticia de que los extremistas habían destruido en Palmira otro antiguo templo. El templo de Bel, de 2.000 años de antigüedad, era considerado una de las reliquias antiguas más importantes del mundo antes de que terroristas del Estado Islámico demolieran el monumento con explosivos y profanaran tumbas únicas.

La directora general de la Unesco, Irina Bokova, señaló que el Estado Islámico está cometiendo en Siria e Irak la destrucción de sitios históricos "más brutal y sistemática" desde la Segunda Guerra Mundial.

"No hemos visto nada similar desde la Segunda Guerra Mundial", señaló Irina Bokova a AP comentando la campaña del grupo terrorista contra sitios antiguos. "Creo que es el intento más brutal de destrucción sistemática del patrimonio de la humanidad", agregó.

En octubre llegó otra triste noticia: los militantes de la organización terrorista hicieron saltar por los aires el Arco del Triunfo, un importante monumento de la ciudad de Palmira, que contaba con 2.000 años.

Además, hicieron explotar varias columnas antiguas de monumentos históricos en la ciudad siria para ajusticiar a varias personas.

La liberación de Palmira

Damasco pudo lanzar una ofensiva para retomar la ciudad después de que fuera acordada una tregua, mediada por Rusia y Estados Unidos, entre el Gobierno sirio y los grupos armados de la oposición, y liberar completamente la ciudad el 27 de marzo.

Autor: Redacción | 2016-05-05 12:51:00 | Compartir:

Videos