Edición Nro: 2745

Cultura El Mundo

El patriarca de Babilonia de los Caldeos

La islamización de menores

La islamización de menores La petición dirigida a los parlamentarios iraquíes es la de permitir que los menores mantengan la religión que tenían al nacer, hasta la mayoría de edad, cuando serán libres de elegir su pertenencia en plena conciencia.

El patriarca de Babilonia de los Caldeos, Louis Raphael I dirigió una nueva carta de apelación a los representantes del Parlamento iraquí, para instarlos a poner fin a la demora y a superar cualquier resistencia a la enmienda ya aprobada de la ley que actualmente dispone el cambio automático a la religión islámica de los hijos menores, cuando uno de los padres no musulmanes se convertirse al Islam.
En la carta, informa la Agencia Fides, el Patriarca caldeo recuerda que los niños cristianos, sabeos, mandeos y yazidis no quieren convertirse en musulmanes, en el caso de que uno de sus padres se convierta al Islam, y cita todos los artículos de la Constitución que afirman y protegen la igualdad de los ciudadanos, como el artículo 37/2 y el artículo 42.

En la carta del patriarca también se menciona la recomendación del Corán según la cual “no se puede obligar en la religión”. “Los cristianos -escribe el Primado de la Iglesia caldea-, asisten a los ritos religiosos musulmanes como la Ashura y el aniversario del nacimiento del profeta Mahoma, y varias iglesias de Occidente abrieron sus puertas para recibir a los musulmanes desplazados, permitiéndoles practicar su rituales religiosos en ellos. Tenemos la esperanza de que los musulmanes se comporten de la misma manera con nosotros, porque el Islam es una religión de misericordia y perdón”.

La petición dirigida a los parlamentarios iraquíes es la de permitir que los menores mantengan la religión que tenían al nacer, hasta la mayoría de edad, cuando serán libres de elegir su pertenencia en plena conciencia.

Según lo que informó el sitio “Baghdadhope”, la intervención del Patriarca caldeo está inspirada por el hecho de que algunos diputados se dirigieron al Ayatolá chiita, Ali Al-Sistani, para conocer su opinión sobre la modificación de la ley, ya ordenada por el Parlamento.

Con la carta, el patriarca quiso implícitamente remarcar que las decisiones que se tomaron no se pueden cambiar ahora, incluso aunque Sistani expresase una opinión negativa con respecto a la modificación de la ley. 

Autor: Redacción | 2015-12-03 23:21:00 | Compartir: