Edición Nro: 2609

Policiales

Doble crimen

El parricidio de Pilar

El parricidio de Pilar La mujer que ayer fue detenida acusada de haber participado en el crimen de sus padres en una casa del partido bonaerense de Pilar, donde se hallaron restos humanos calcinados, dijo a la Justicia que el autor del doble asesinato fue su hermanastro y pareja y que ella sólo limpió la escena del crimen, aunque obligada y bajo amenaza de muerte, informaron hoy fuentes judiciales.

En su indagatoria ante el fiscal general adjunto de San Isidro, Marcelo Vaiani, la imputada Karen Daniela Klein (22) dio ayer esa versión sobre el doble homicidio de Ricardo Ignacio Klein (52) y su concubina, Miriam Ester Kowalzuck (50), quienes fueron descuartizados y calcinados en su casa de la localidad de Manuel Alberti.

En cambio, el otro acusado, Leandro Yamil Acosta (25), se negó a declarar ante el fiscal Vaiani, quien actualmente subroga la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Delitos Conexos a la Trata de Personas y la Violencia de Género de San Isidro.
En tanto, esta tarde, los peritos de la Policía Científica trabajaron durante horas en la vivienda realizando un análisis con Luminol, en busca de rastros de sangre, y otros estudios forenses, entre ellos balísticos, que fueron supervisados en persona por el fiscal Vaiani y el comisario mayor Omar Lutte.

Casi en paralelo, los pesquisas realizaron un procedimiento en un descampado situado en Pedro Roqueta y San Nicolás, también de Del Viso, donde buscaron más restos humanos posiblemente descartados en un basural que allí existe.
El médico legista que inspeccionó la vivienda opinó ayer que los restos semi calcinados hallados en un tacho plástico de pintura encontrado en la terraza eran una pelvis, parte de una columna vertebral y cabellos que aparentaban ser femeninos.
Vaiani necesita saber con precisión si los restos hallados hasta el momento pertenecen a una o a las dos víctimas y si están en condiciones de ser sometidos a un análisis de ADN.

El doble homicidio se descubrió ayer a la madrugada, luego de que un hermano del hombre denunció que hacía varios días que no lo veía.

De acuerdo a la acusación, los dos sospechosos cometieron el doble crimen y luego denunciaron a las víctimas por "violencia familiar" como coartada para justificar ante los vecinos la ausencia de sus padres, quienes habían sido vistos con vida por última vez el 1 de septiembre pasado.

Para los investigadores, sólo se encontraron pocos restos humanos que pertenecerían a las víctimas porque los indicios apuntan a que los acusados descuartizaron los cadáveres y se deshicieron de las partes en los días previos al hallazgo.

En ese sentido, los inquilinos de los Klein contaron a los pesquisas que el acusado Acosta encendió varias fogatas en el patio durante toda la semana y que les dijo que su madre y su padrastro habían abandonado la casa porque él los denunció por maltratar a los mellizos. 

Autor: Redacción | 2015-09-15 04:00:00 | Compartir: