Edición Nro: 2390

EDITORIAL

Odisea 2020

Las mejores imágenes del peor año

Odisea 2020
Mirar a la selección como juega a la nada, en un desastre colectivo sin par, es una metáfora que podemos aplicar al gobierno y la situación política actual. Durante cuatro años hemos escuchado el verso del trabajo en equipo, de los brotes verdes, del primer semestre, del "veníamos bien pero pasaron cosas". El improvisado Lionel Scaloni, un burro como director técnico, contratado por otro burro como dirigente, cual es el Chiqui Tapia, son el paralelo casi perfecto del presidente de nación y la jefa del FMI. Se necesita de mucha mezquindad y mucha mediocridad para tantos fracasos seguidos. En Argentina, son posibles.

Odisea no arrancó como suponemos. La versión original viene del viejo relato corto de Arthur C. Clarke de 1948, El centinela. En este relato, una civilización alienígena avanzada establecía un puesto de control en la Luna con el objetivo de observar la evolución de la especie humana para realizar un contacto cuando estuviese suficientemente desarrollada.

Si hoy la civilización alienígena asentada en la Luna se dedicase a observar a nuestro querido país, seguramente entre el fútbol y el gobierno encontraría un elemento común: los argentinos son (somos) un desastre y no hacemos ni una cosa bien. Entonces, seguramente, decidirían hacer un contacto en otra latitud del globo, digamos, un poco más desarrollada.

Por suerte, sabemos que Odisea era una fantasía de ciencia ficción, entonces luego las comparaciones con la realidad debienen en abstracto. Claro que el abstracto visto desde la Luna debe ser distinto al abstracto que Clarín trata de explicar como normal, o del desaguisado de los ex K, ahora convertidos en albertistas.

Así en la Tierra como en la Luna, Argentina es un fracaso, Dios se olvidó de nosotros y Macri, FMI de por medio, se quedó con lo que no se habían robado los anteriores. Endeudados y desvalorizados esperamos la campana del fin, como Argentina miraba el reloj contra Paraguay, aquella noche del penoso 1 a 1. Y los alienígenas se hicieron hinchas de Qatar.

 

Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-06-20 | Editoriales Anteriores | Compartir: