Edición Nro: 2052

EDITORIAL

Y todo por una perra

Negá todo que yo te saco

Y todo por una perra
"El abogado no perdió el tiempo en saludos y condujo directamente al reportero a la cocina. ... el último capítulo, llamó a Alex Segundo muy cabreado, yo estaba delante, y le dijo que si él decía que ... Kevin sacó un folio del bolsillo, le echó una ojeada y luego soltó todo de ..." podría ser, por ejemplo, los bolsos con dinero. Este extracto de una novela negra, cuyo nombre es "Y todo por una perra" de J.M. Amilibia, nos cae de perilla en estos días aciagos.

La editora de la novela, que se llama Editorial Alrevés, seguramente no imaginó, cuando publicó esta novela, la connotación de la columna política de OPI22 de hoy. Sin embargo, nuestra querida y vapuleada Nación se esmera, día a día, en sorprendernos con historias que superan la ficción.

En estos momentos en los que Julio De Vido niega enfáticamente lo evidente, y deja a la pericia de los abogados la forma de enroscar la cosa, mientras los cañones le apuntan a él y por elevación a Néstor (ya fallecido) y a Cristina (viva y con ganas de ser candidata en 2019), el gobierno actual, perdido, confundido y desvastado desde lo económico, se debate entre aumentar un poco más la nafta, reducir los subsidios a los pobres y meter presa a Cristina.

Sin ánimo de spolilear la novela, me gustaría dejar un trozo del párrafo final librado a la imaginación del lector, donde el metatexto que se produzca, o su paratexto, sea libre, si es que la libertad existe una vez que las palabras nos encarcelaron: "Después del éxito del entierro de Frank, quizás ella desee un trozo de gloria. Bien, veremos que le podemos dar - dijo Oscar antes de colgar y mientras mojaba un bizcocho integral en el tazón de café; tenía mucho en qué pensar antes de que amaneciera."

Todo parecido con la realidad es (o no) pura coincidencia.

Autor:redacción | 2018-08-10 | Editoriales Anteriores | Compartir: