Edición Nro: 2055

EDITORIAL

Ahora, el Mundial

Comienza la justa (injusta)

Ahora, el Mundial
Tres, dos uno... comenzó el Mundial. La justa (tal vez injusta, si hay árbitros como Codesal en el ´90) deportiva comienza con menos expectativas y mucho ruido. Los rusos no saben lo que es el calor y eso se nota. Todo lo demás puede ser entendido como una parodia sin solución de continuidad. Equipos que son convidados de piedra, los 4 favoritos de siempre y mucha publicidad, para un evento que cuando termine, habrá sido el episodio más trasmitido de la historia de la humanidad. Así las cosas, de cómo nos vaya, recordaremos a los rusos con cariño, con indiferencia o con odio. Las mismas miserias afloran al colectivo de las sociedades. Es el mundial, joder, aunque ya nada sea lo que parece.

Tres, dos uno... comenzó el Mundial. La justa (tal vez injusta, si hay árbitros como Codesal en el ´90) deportiva comienza con menos expectativas y mucho ruido. Los rusos no saben lo que es el calor y eso se nota. Todo lo demás puede ser entendido como una parodia sin solución de continuidad. Equipos que son convidados de piedra, los 4 favoritos de siempre y mucha publicidad, para un evento que cuando termine, habrá sido el episodio más trasmitido de la historia de la humanidad. Así las cosas, de cómo nos vaya, recordaremos a los rusos con cariño, con indiferencia o con odio. Las mismas miserias afloran al colectivo de las sociedades. Es el mundial, joder, aunque ya nada sea lo que parece. 

¡Ciudadanos del mundo, a vivir u disfrutar! Si se puede ganar, que al fin y al cabo, parece ser lo único que cuenta. El círculo del destino nos puso con los debutantes de Islandia, los Croatas aguerridos y los nigerianos de siempre. Tres partidos y doscientos setenta minutos para definir si esto que pinta como desastre realmente lo será.

 

Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2018-06-13 | Editoriales Anteriores | Compartir: