Edición Nro: 2390

Columna de José Luis Dranuta

Encuentro inesperado

Podría ser...

Encuentro inesperado
Wislawa Szymborska, poetiza croata, Nóbel de Literatura en 1996, escribió poemas memorables, como "Nada sucede dos veces". En este caso traemos "Encuentro inesperado", pensando que el poema, del libro Sal, 1962, tal ver sea el anticipo de lo que 57 años después pensamos de esas uniones casuales causales.

Encuentro Inesperado

 

Somos muy amables el uno con el otro,

decimos que es bonito encontrarse después de tantos años.

 

Nuestros tigres beben leche.

Nuestros azores van a pie.

Nuestros tiburones se ahogan en el agua.

Nuestros lobos bostezan ante una jaula vacía.

 

Nuestras víboras se han sacudido los relámpagos,

los monos la inspiración, los pavos reales las plumas.

¡Cuánto hace que dejaron nuestro pelo los murciélagos!

 

Callamos sin terminar la frase,

sonriendo sin remedio.

Nuestras personas

no saben cómo hablarse.

 

 

Wislawa Szymborska (Prowent, actual Kórnik, 1923 - Cracovia, 2012). Escritora polaca considerada una de las voces más originales de la poesía contemporánea de su país. Nació en un pueblo de la provincia de Pozman, pero se trasladó en 1931, junto con su familia, a Cracovia, lugar al que siempre ha estado ligada. A partir de 1956, se desarrolla en Polonia, como en otros países del área soviética, un sentimiento nacionalista en el que participan activamente muchos intelectuales que buscan una vía para condenar y superar todo lo que fue el periodo estalinista. Szymborska opta por una reflexión personal e intimista que le devuelva un equilibrio espiritual. En obras como Gran número (1976), Gente en el puente (1986) y Fin y principio (1993) aparece perfilado su estilo irónico, paisajístico y existencialista. Por el conjunto de su obra recibió en 1996 el Premio Nobel de Literatura.

Autor:Lic. José Luis Dranuta | 2019-06-19 | Columnas Anteriores | Compartir: